Mientras en Argentina la fiesta es nacional y justo en el momento de escribir este texto los franceses y marroquíes preparan su partido por la Copa del Mundo de Qatar, en Irán (que también participó en este mundial) un futbolista profesional recientemente fue sentenciado a muerte. Su nombre es Amir Nasr-Azadani y esta es su historia.

Una ola de protestas en Irán

Cuando la selección asiática debutó en esta copa, la realidad social hizo un eco frente a las cámaras del globo terráqueo. Al momento del himno iraní, los jugadores hicieron silencio y en las gradas hubo pancartas a favor de los derechos de las mujeres. Y es que desde hace varias semanas hubo un levantamiento importante de protestas civiles en contra de la represión de las mujeres. 

Todo esto desatado (además de una evidente carga y maltrato hacia la población femenina) por la detención y asesinato de la joven Mahsa Amini. Ella fue detenida arbitrariamente y posteriormente golpeada, situación que la dejó en coma y que le causó la muerte días después. Los representantes de fútbol masculino demostraron de esta forma su inconformidad, además de mensajes desde antes de iniciar este torneo en sus redes sociodigitales. Esto causando disgusto de parte de las autoridades contra ellos, inclusive se indica que las Fuerzas de Seguridad de la República Islámica amedrentaron a sus familiares residentes en la nación iraní.

Nasr-Azadani: otro futbolista que alzó la voz

Aunque el defensa lateral de 26 años no tuvo la dicha de alzar su voz en una copa mundial, se supo que participó en las protestas y activamente promovió los derechos exigidos por esta lucha social. Sin embargo, eso ocasionó que se le detuviera y según el presidente del Tribunal Supremo de la provincia de Isfahán, fue acusado de un delito al que se le denomina “enemistad contra Dios” (moharebeh). 

Según la información de la autoridad, el jugador del Iranjavan FC participó en el asesinato de tres agentes de seguridad el pasado 16 de noviembre y de lo cual se tienen las evidencias suficientes. Además se indicó que él aceptó su delito, por lo que no hay duda de lo que realizó. Aunque es bien sabido que existen centenas de casos donde hay juicios evidentemente fraudulentos y donde estos gobiernos detienen y asesinan injustificadamente a las personas que buscan mejoras en sus formas de vida. 

La indignación como reacción

La Federación Internacional de Asociaciones de Futbolistas Profesionales (FIFPro) fue quien comunicó esto de manera más constante y de allí varios medios mundiales buscan causar el suficiente ruido para que Amir Nasr-Azadani pueda evitar la horca, que es el castigo que se le da a este tipo de crímenes. 

En el caso de la selección que representó a Irán en Qatar 2022, el único futbolista que abiertamente emitió comunicado fue el portero Alireza Beiranvand, que a través de Instagram pidió que dicho caso fuera revocado. Y hasta ahora solamente se alerta que la familia también ha sido amenaza para que deje de hacer público el caso de la detención del joven de 26 años.