Los Rayados cayeron dignamente ante el Liverpool

Los Rayados cayeron en semis ante el Liverpool
Fuente: Twitter/@InvictosSomos

Tras un partido que se vio de más parejo, los Rayados cayeron dignamente ante un Liverpool que arrancó la semifinal del Mundial de Clubes con un cuadro plagado de suplentes. Al final Jûrgen Klopp acudió a sus titulares (Sadio Mané y Roberto Firmino) para pegarle 1-2 a los campeones de CONCACAF.

Primer tiempo: más parejo de lo esperado

Diez minutos transcurrieron sin mayores avisos en los arcos, pero al minuto doce un balón filtrado de Mohamed Salah rompió la línea de centrales. Dicho pase habilitó a Naby Keita, quien mandó la número cinco al fondo de la portería, a pesar del achique de Marcelo Barovero.

El nervio corría por las mentes del equipo mexicano, pero el gol del empate llegó inmediatamente (14’). En jugada a balón parado (especialidad del ‘Turco’ Mohamed), César Montes ganó por arriba, asistió a Jesús Gallardo. El volante izquierdo tiró y tras la atajada de Alisson Becker… Funes Mori anotó.

Desde el empate, Monterrey se envalentonó y fluyó mucho mejor su generación de fútbol.

En el resto del primer tiempo hubo dos grandes intervenciones de Becker: una al atajar un disparo de Dorlan Pabón y otra cortando un centro raso del mismo colombiano. Por parte de los Reds, hubo dos intentos donde Marcelo Barovero intervino con dos achiques que detuvieron las jugadas de gol.

Segundo tiempo: los titulares de Klopp acabaron con la fiesta

Para la segunda parte, la diferencia entre planteles no se hizo manifiesta (hasta la última parte del partido), pues Monterrey de a poco fue in crescendo en confianza, situación que les permitió jugadas de riesgo al ataque, vía Dorlan, Gallardo, Funes Mori y compañía.

A pesar de todo, Liverpool tuvo las más claras. Una de Keita que terminó en el cuerpo de Barovero, otra más de Origi (ya cuando Mané estaba en la cancha) y la más importante, gracias a Roberto Firmino.

Corría el 90+1 y tras una jugada de Salah, en la cual se sacó de encima a Gallardo y a Lionel Vangioni, le cedió el balón a Alexander-Arnold, quien lanzó una exquisita asistencia para que Firmino anticipara a Miguel Layún y cacheteara el esférico para vencer al arquero… y de paso al Monterrey.

Fue un partido que se le complicó de más a los campeones de Europa. Los Rayados cayeron dignamente, esto tras descuidarse en una jugada al final del partido, lo cual les costó la eliminación del ‘Mundialito’.

Ahora la mente de ‘La Pandilla’ está en la final del torneo local… y la de los Reds en la final frente al Flamengo.