Mientras que voces como las de Javier Aguirre ponen (de nueva cuenta) en el debate la conformidad de los futbolistas mexicanos ante los retos deportivos, Johan Vásquez jugará para la Cremonese, por lo que se quedará una temporada más en la máxima categoría del fútbol italiano. 

Vásquez jugará (todavía) en Europa a seis meses del mundial

El central mexicano sufrió el descenso del Genoa en su primera temporada europea, pero sacrificando jugosos salarios que se le ofrecieron para ir a la MLS o ser repatriado para el fútbol mexicano, el nacido en Sonora apostó por ser aún más protagonista de cara a la copa del mundo que comienza en noviembre próximo. 

Y dicha apuesta finiquitó su cesión con el equipo recién ascendido a la Serie A. Esta institución no juega en la máxima categoría del fútbol italiano desde la temporada 95-96 y el reto para el mexicano se vislumbra complicado pero esencial si es que quiere ser el central indiscutible para Gerardo Martino en Catar. 

Johan Vásquez en su primera temporada europea

Recordar que el defensa de 23 años fue uno de los centrales (junto con César Montes) utilizados por Jaime Lozano en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020(1). Dicha selección obtuvo la medalla de bronce de esa competencia y gracias a la apertura de su club en ese entonces (Pumas), su salida al viejo continente no tuvo mayores contratiempos. Los genoveses le dieron 3.5 millones de euros a los auriazules y también aseguraron un porcentaje por algún posible futuro fichaje, recordando que Johan firmó hasta el 2026 con i Rossoblù. 

Ya concretado su fichaje al fútbol italiano, Vásquez tuvo alrededor de un mes de adaptación donde salió a la banca, pero no jugó. Posteriormente se hizo de la titularidad jugando de central por izquierda o inclusive habilitado en la lateral de ese mismo lado. Terminó con 27 apariciones por Serie A y dos en Coppa Italia. Marcó un gol y terminó con siete tarjetas amarillas totales en los torneos mencionados. 

A pesar de que se habló de los intereses de equipos como la Atalanta, el Sassuolo y otros nombres más, Johan decidió dar el último golpe en la búsqueda de un lugar en el once de Gerardo Martino en el mundial de finales de año. Se perfila como la referencia número uno para su nuevo cuadro y por lo tanto, una constancia en el máximo nivel europeo que lo pondrá por encima de cualquier otro central nacional (y más si se confirma la llegada de Néstor Araujo al América). 

La aventura continúa…

La tentación fue alta, pues se habló de salarios duplicados de lo que ganaba con el Genoa para su repatriación y de contratos multimillonarios siendo jugador franquicia en la MLS. Pero al final… el Cremonese pagó medio millón de euros para hacerse de los servicios del mexicano en lo referente a esta temporada 2022-23 y con la opción de comprarlo por 10 millones de euros al final de la cesión. El reto deportivo se encuentra en ser el pilar de la zaga de un equipo que peleará en la fiera lucha del no descenso. 

La apuesta que la mayoría de la opinión pública quería… la hizo el central. Johan Vásquez jugará en la Serie A por (mínimo) una temporada más y se perfila para ser el referente de la defensa a nivel selección mexicana.