Alfaro, entrenador de la Tri en el mundial, no llegó a un acuerdo con los dirigentes de la federación y decidió no renovar el contrato. De esta manera se fue un gran entrenador.

Era un tema de estado. Después de lograr la ansiada clasificación al mundial y demostrar que paró un buen equipo en Qatar, la renovación del contrato de Gustavo Alfaro con la Federación Ecuatoriana de Fútbol puso en vilo al país. Pero finalmente la propia asociación informó que no se llegó un acuerdo y de esta manera ambos quedan liberados contractualmente.

A través de un escueto comunicado, la Federación decía lo siguiente: “Las partes han decidido quedar en libertad para evaluar y buscar nuevas opciones en beneficio y desarrollo de sus intereses. La Federación se enorgullece, agradece y felicita el gran proceso de Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022 y la importante participación de nuestros jugadores y Cuerpo Técnico en la reciente cita mundialista”.

Según informaron algunos medios ecuatorianos, el motivo de la partida del entrenador estaría centrado en deudas que la entidad tiene con el argentino. Se habla de tres meses. Pero no hubo ninguna explicación oficial respecto a este tema.

Luego de la eliminación en Qatar, el propio entrenador declaró algo en esta sintonía que hacía visualizar este punto final: “Hoy debo parar la pelota yo y ver qué quiero hacer de mi carrera, si voy a seguir dirigiendo o no. Tengo que hablarlo con la federación”.

Con la finalización del vínculo, Alfaro deja el banco de Ecuador tras 35 partidos, entre amistosos y oficiales, en los cuales sumó 12 triunfos, 14 empates y nueve derrotas.

Con un 47% de efectividad, Gustavo Alfaro pasó por la selección sudamericana en lo que fue su primera experiencia a nivel selección.

A partir de ahora escuchará ofertas de otras selecciones (se habla de Uruguay) o algún equipo del continente.

 

El reemplazante de Alfaro

Alfaro
Ya hay candidatos a reemplazar a Alfaro. FOTO: Getty Images

Francisco Egas, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, lo explicó de manera contundente: “No nos vamos a tomar mucho tiempo para escoger un nuevo entrenador, analizaremos las carpetas que nos han llegado, que son muchas. Serán días, ya que vamos a buscar un entrenador que nos ayude a llegar más allá. Clasificar a un Mundial es una obligación”.

Al momento, hay tres candidatos para asumir el lugar que dejó Alfaro. Uno es Guillermo Almada. El uruguayo, de 53 años, tuvo un exitoso paso por Barcelona, el Santos Laguna y fue campeón con Pachuca. Es el entrenador que tiene más ventaja: conoce al jugador tricolor y tras salir del fútbol ecuatoriano pudo triunfar, algo que no han podido lograr otros candidatos.

El segundo candidato es Ricardo Gareca (64 años), quien está sin trabajo luego de su excelente paso por la selección de Perú. El único impedimento sería su alto salario que no entraría en el presupuesto de la FEF.

El tercer apellido es Miguel Ángel Ramírez. El español de 38 años, revolucionó el fútbol ecuatoriano con Independiente del Valle. Pero Ramírez no logró consolidarse tras su salida de Independiente, ya que fue despedido de Inter de Porto Alegre y Charlotte FC.