Cavafe, uno de los talentos más ilusionantes del fútbol cubano. Fuente: José Luis Cotobal

Carlos Alberto Vázquez Fernández, mejor conocido como Cavafe, es uno de los talentos más ilusionantes del fútbol cubano. Nacido en La Habana, el central de 20 años emigró de pequeño a España con su familia y de a poco se ha ido haciendo un hueco en el balompié hispánico. Actualmente milita en Unionistas de Salamanca de Segunda División B, cedido por el Alcorcón. Poco antes del parón producto del coronavirus, hizo historia al convertirse en el primer futbolista cubano que milita en el exterior en ser convocado con la Selección de su país.

En medio de la delicada situación que todos estamos viviendo, el joven futbolista nos atendió desde Madrid, donde se encuentra realizando la cuarentena junto a su familia. Cavafe abordó temas tales como el panorama actual en España, sus inicios en el Atlético Madrid, su convocatoria con Cuba y su vida de estudiante más allá del fútbol.

Pregunta: Primero que nada, ¿cómo te encontrás en este momento tan particular?

“Con todo esto del virus, cumpliendo el confinamiento en casa pero con actitud y alegría siempre. Ahora mismo me encuentro en Madrid con mis padres y mi abuela. En términos de salud, que es lo más importante, estoy muy bien. Sobre el tema fútbol, cuando empezó todo nos cancelaron los entrenamientos y nos dieron tres días libres, así que me vine para acá a disfrutarlos. Ya cuando decretaron la cuarentena decidí quedarme para pasarlo con mi familia y hacerla un poco más amena”.

P: España ha sido uno de los países más afectados por el coronavirus. ¿Cómo se vive el día a día allí?

“La verdad que complicado. Lo primero que hacemos es ver las noticias todas las mañanas para saber cuántas víctimas ha habido. Aunque se nota una mejoría en las últimas semanas, siempre las noticias son malas. Muertos, más infectados, desborde del sistema sanitario… Se vive una incertidumbre sobre lo que va a pasar, así que en estos momentos se debe ser ante todo solidario, ser lo más ciudadano posible y cumplir las normas. Cuanto mejor lo hagamos, antes saldremos de esto y volveremos a la normalidad, que la verdad, se echa de menos”.

P: ¿Cómo te sentís entrenando vía online?

“Estamos entrenando todas las mañanas sobre las diez y media. Nos conectamos por una aplicación llamada ‘Zoom’ con nuestro preparador físico y solemos tener clases de una hora. No tenemos mucho material, ya que solo utilizamos lo que tenemos en casa. Hay que adaptarse, pero la verdad es que estos entrenamientos están siendo muy importantes para no perder la forma. Tener esta actividad que te deja exhausto te ayuda tanto física como psicológicamente a estar más liberado en este mal momento”.

P: Sabemos que en España se intentará ante todo finalizar las competiciones. Teniendo en cuenta que Unionistas se encuentra luchando por la permanencia, ¿cómo se prepara para afrontar los partidos si finalmente se dan?

“Es verdad que se pretende terminar las competiciones y ojalá que así sea, pero ahora mismo todo es una gran incertidumbre. Los jugadores no sabemos nada, pero si se da lo afrontaremos como si cada partido de los diez que quedan fuera una final. Estamos en la posición de ‘playout’ y debemos lograr el objetivo lo antes posible, así que intentaremos conseguir los treinta puntos que quedan en juego. En el último tramo de la temporada todo el mundo aprieta los dientes porque son partidos complicados con rivales que se juegan sus propios objetivos. Con el grupo y equipo que formamos, esto lo sacamos adelante sí o sí”.

Fuente: José Luis Cotobal

P: Unionistas ganó su último partido por 4-0 contra el Osasuna B. Es un resultado muy positivo.

“En esta categoría, el resultado muchas veces es engañoso. Aunque ganamos 4-0, el partido no fue fácil ya que nos enfrentamos al filial del Osasuna, un buen equipo formado por gente joven. Estuvimos toda la semana preparando el encuentro, fue muy complicado y hubo que trabajarlo. El míster y el cuerpo técnico preparan mucho los partidos buscando la mejor estrategia para hacerles daño y no recibirlo. Al final salió bien, estuvimos enchufados desde el primer momento. Tres goles fueron a balón parado y uno de ellos me dio la posibilidad de marcar mi primer gol aquí. Fuimos mejores que ellos y la verdad es que te vas con un muy buen sabor de boca al ganarle así a un gran equipo como este”.

P: Al fin y al cabo, es el filial de un equipo de Primera División como lo es el Osasuna.

“Claro, en los filiales de los equipos de Primera y Segunda División se respira profesionalismo. Aunque estés en el segundo equipo, te tratan como a un profesional más y tienes muchos medios para desarrollarte. Pero no hay que intimidarse por eso porque al fin y al cabo juegan en tu misma categoría y tienen un nivel bastante similar. En aquel partido jugamos nuestro juego y nos llevamos tres puntos gloriosos”.

P: Existe una gran rivalidad en Salamanca entre Unionistas y Salamanca CF, ambos equipos creados tras la disolución de la histórica UD Salamanca. ¿Cómo la vivís?

“Salamanca es una ciudad con unos 200 mil habitantes, lo cual no es mucho, pero históricamente se respira fútbol. En Madrid pueden decir que siendo seis millones y medio se respira fútbol porque están el Real, el Atlético, el Leganés, el Alcorcón y el Rayo, pero en Salamanca es otra cosa. En Salamanca la gente siente furor por el fútbol y la rivalidad es bastante fuerte. Las gradas tienen sus disputas, pero los jugadores somos profesionales y obviamente nos comportamos como tal. Se genera un ambiente increíble y vencer al equipo de enfrente tiene ese gusto especial. De todas formas, lo asumimos con normalidad”.

P: Unionistas está construyendo un nuevo estadio, pero por ahora continúa jugando en Las Pistas del Helmántico. ¿Cuál es tu experiencia en este recinto tan curioso?

“Es una gran experiencia. El estadio es bastante bueno, con césped natural en buen estado. Es un sitio especial particularmente para mí al ser cubano, ya que allí rompió el récord de salto alto Javier Sotomayor, icónico compatriota. Se respiran esos grandes logros, así que yo estoy encantado además de tener mucha presión porque un cubano haya logrado un récord mundial histórico en el mismo lugar (risas). Eso es bueno, me hace tener los pies en la tierra y esforzarme para conseguir algo igual o mejor”.

P: Al finalizar la temporada está previsto tu regreso al Alcorcón. ¿Te ves preparado para convertirte allí en un jugador del primer equipo a tiempo completo?

“Sinceramente, soy mucho de pensar en el presente. Lo que sí puedo decirte es que estoy preparado para dar todo de mí día a día, seguir trabajando, dejando la piel en el campo y convertirme en mejor jugador. Claro que si me ponen el reto por delante, voy a ir a por él sin ninguna duda. De momento estoy yendo paso a paso y como me dice gente cercana, ‘muchos poquitos hacen un mucho'”.

Fuente: Salamanca RTV al día

P: Precisamente, pudiste debutar con el primer equipo del Alcorcón en la Copa del Rey, pero fuiste expulsado. ¿Cómo viviste ese partido con tantas emociones en una competición histórica como esta?

“Como has dicho, fue un partido con muchas emociones. Le tengo que agradecer este logro al míster Fran Fernández, al director deportivo Emilio Vega y a todo el cuerpo técnico por creer en mí durante tanto tiempo. Eso me dio fuerzas para conseguirlo. Fue mi debut en un partido oficial y la verdad es que fue muy especial porque el ambiente de la Copa del Rey te despierta mariposas en el estómago. La pena de la expulsión me duró poco, ya que no ganas nada viviendo de momentos del pasado. Yo no tuve el debut soñado que hubieran querido todos, pero desde ese día soy mejor jugador”.

P: En tus inicios, tuviste el privilegio de pasar por un equipo tan grande como lo es el Atlético Madrid. ¿Qué nos podés contar sobre ello?

“Todo lo que puedo contarte es bueno. El ambiente, el fútbol que se vive… Es un club muy grande, diría que actualmente está entre los tres o cuatro mejores de Europa. Todo es espectacular, aprendí y crecí muchísimo como futbolista gracias a los entrenadores maravillosos que tuve. Estoy muy contento de poder haber tenido esa experiencia de más pequeño, tuve la oportunidad de entrenar algunas veces con el primer equipo y aprender de muy buenos jugadores. Era como una esponja, absorbía todo el conocimiento que me aportaban. Si se lo tengo que aconsejar a alguien, le diría que no mire hacia otro lado y vaya directo hacia allí”.

P: Estuviste bajo las órdenes de uno de los mejores entrenadores de la actualidad como lo es el Cholo Simeone. ¿Cómo lo viviste?

“Muy bien. En los entrenamientos puede parecer que todo es muy serio, pero cuando estás con ellos te das cuenta que todo es muy divertido. Las bromas son constantes y el ambiente es muy bueno, aunque cuando hay que ponerse a trabajar, quien no lo haga está muerto. El Cholo es un hombre que exige mucho, está siempre corrigiendo y ayudándote, al igual que el ‘Mono’ Burgos”.

P: Naciste en Cuba pero emigraste de muy pequeño a España. ¿Cómo se dio esta situación?

“Yo llegué con tres años a España y la verdad es que no recuerdo nada (risas). El motivo fue el trabajo de mis padres, así que nos vinimos para acá. Primero nos asentamos en las afueras de Madrid y luego nos mudamos a la ciudad. Todo salió muy bien, me adapté muy rápido y se me hizo muy fácil”.

P: Si bien tu posición natural es la de central, te has desempeñado también como lateral derecho. ¿Cómo te sentís en este rol?

“Siempre he sido un comodín por mis cualidades físicas. Mi posición es la de central pero puedo desenvolverme como lateral derecho y me siento cómodo. Al fin y al cabo, esta posición también es defensiva. Miguel Ángel Ruiz, directivo del Atlético Madrid, me dijo un día que ser defensa es defender, y me quedó grabado. En el fútbol actual, los laterales casi que son extremos, pero no tengo miedo de incorporarme al ataque. Una de las primeras cosas que vio en mí Jabi Luaces, entrenador de Unionistas, fue la polivalencia que podía aportarle al equipo”.

Fuente: Playoff

P: La velocidad es un componente muy importante sobre todo para los laterales.

“Cada día los delanteros son más rápidos, así que los centrales con mayor velocidad son más valorados. Ser central hoy en día implica mucho más que ser corpulento, ya que también tienes que ser veloz, poseer buen control de balón y tener la cabeza fría. Yo considero que puedo ofrecer estas cualidades y, si juego de lateral, no tengo ningún problema en defender a extremos rápidos o unirme al ataque”.

P: Te convertiste en el primer jugador cubano que milita en el extranjero en ser convocado con la Selección de Cuba. Unionistas anunció tu convocatoria pero la Asociación Cubana no lo hizo, aunque las autoridades de la misma dijeron estar de acuerdo. ¿Cómo se encuentra esta situación?

“Con todo el tema del coronavirus, la situación ahora mismo está quieta. Es cierto que sí existió la convocatoria. A mí me lo comunicó mi representante y posteriormente el club. No se hizo oficial por parte de la Asociación Cubana por lo que ha ocasionado el virus ya que, al fin y al cabo, es una situación inesperada para todos. Se dice rápido, pero la verdad es que estoy muy contento y agradecido por ser el primer cubano en el extranjero en ser convocado. Es un premio muy grande, me siento muy orgulloso de poder representar la camiseta de mi país porque desde pequeño que me siento cubano aunque viva en España. Es una pena que no haya podido ser ahora, pero quien espera lo mucho espera lo poco”.

P: Hay otros jugadores cubanos en el exterior que están rindiendo a gran nivel (véase Onel Hernández o Maikel Chang). ¿Cómo creés que debe responder la Asociación Cubana?

“Ese tema a mí no me concierne, yo soy un mero futbolista. No tengo palabra, ni voz, ni voto allí, aunque sé que cada míster tiene sus gustos, preferencias, tácticas y formas de jugar. Lo único que te puedo decir es que a la Selección deben ir los mejores, sean de donde sean. Hay muy buenos futbolistas cubanos por todo el mundo”.

P: Teniendo en cuenta que posees nacionalidad española, ¿habrías aceptado un eventual llamado de España en alguna categoría?

“No me lo he planteado porque no me he encontrado en esa situación. Desde pequeño me siento cubano, mis raíces son cubanas. Hace unos días hablaba con un colega de allá y compartíamos que Cuba es uno de los países en los que la gente se siente más orgullosa de pertenecer a él. Yo he vivido y sentido eso más allá de haber ido solo a pasar unos días desde que estoy en España. Es algo que está dentro de ti”.

Fuente: El Nuevo Blog del Fútbol Cubano

P: Me dijiste poco antes de empezar la entrevista que habías estado estudiando. ¿Cómo llevás la vida académica?

“Además de jugar al fútbol, siempre he estudiado. Cuando era muy pequeño para mí lo principal no era el fútbol, sino los estudios. Mi madre siempre ha estado encima de mí y me ha inculcado que el estudio es lo que te permitirá labrar tu futuro. La vida del jugador es muy corta porque a los 35 o 36 todavía queda mucho por vivir. Hay que hacer algo después de terminar de pegarle a la pelota. Yo estoy estudiando economía en la Universidad y estoy muy contento porque ayuda mucho para ejercitar la cabeza, y para el fútbol también es importante esto. Normalmente entreno por las mañanas y estudio por las tardes, aunque ahora tengo clases online”.

P: ¿Cómo es tu relación con los profesores y estudiantes a sabiendas de que también sos jugador de la ciudad?

“Es cierto que es una ciudad muy futbolera, pero no todo el mundo tiene porqué conocerte. Cada vez que comento que juego al fútbol se corre el rumor y la gente se entera que estoy en uno de los equipos de la ciudad. A fin de cuentas, hay mucha gente que estudia y trabaja a la vez, que es lo que hago yo para comer y para vivir. Es lindo que la gente te elogie por tener otras expectativas más allá del fútbol, pero no pasa de ser algo normal”.