Cuando se oyen entrevistas a los futbolistas consagrados y también a las promesas que comienzan sus carreras en cualquier club, el gran sueño de todos es representar a su selección nacional. Y si algún día consiguen vestir la casaca de sus representativos, el asistir a un mundial y anotar un gol es la forma de decir que todo estaba hecho para ellos. Sin embargo, hoy Breel Embolo marcó en el mundial… pero no celebró. Aquí te explicamos la razón.

La historia del chico camerunés

El delantero que milita en estos momentos en el Mónaco tiene carrera internacional con el combinado mayor de Suiza desde el 2015. Pero esta nacionalidad la adquirió en el 2014, tras llegar allí por su mamá, que buscó estudiar en otro país que no era el africano. Es decir, el delantero de 25 años nació y creció hasta los cinco años en Yaundé, capital de Camerún. Y como millones de personas más a lo largo del mundo, el niño camerunés salió de su lugar de origen buscando mejores oportunidades y la vida le puso en esta situación en una copa del mundo.

Primero llegaron a Francia y allí la madre conoció a su pareja sentimental, situación que terminó trasladándolos en Basilea, Suiza. En ese sitio fue donde el joven Breel Embolo comenzó su carrera futbolística, posteriormente tuvo experiencias en Alemania y logró la consagración en el fútbol de la Francia que le vio llegar a Europa. 

Breel Embolo
Postal tomada del sitio web oficial de la Bundesliga en inglés, en la cual se ve al delantero suizo posando con la playera del Basilea.

El gol que no se celebró

El destino comenzó esta historia desde el sorteo del mundial. En este Sector G se acomodaron el país donde nació y la selección de fútbol a la que representa. Evidentemente el morbo en los medios de comunicación se hizo presente y desde la previa de este torneo se le preguntó sobre sus expectativas. Si anotaba tanto vs los africanos… ¿cómo celebraría el ariete de la Ligue 1? 

Él comentó que por cariño y respeto a su origen y familia evidentemente aficionada a Camerún, si le tocaba aportar a la causa suiza con un tanto… no celebraría. Y por cosas del destino, tras un primer tiempo donde no hubo demasiadas oportunidades en los arcos por parte de los suizos, iniciando la parte complementaria llegó una de las grandes historias de este mundial. 

Llegando el minuto 48 el balón le quedó a Remo Freuler en la zona central de la cancha, este abrió a la banda derecha donde apareció Xherdan Shaquiri. Este mandó un centro raso, mismo que superó al central para caerle al ariete titular de Murat Yakin. Con toda la portería a modo, la definición fue un tiro potente a la zona central de la portería, la cual no pudo ser rescatada por André Onana, quien se lanzó y fue superado por el poderío del impacto con el pie derecho del delantero suizo.

Breel Embolo
Postal cortesía de AP

El gol no solo significó los primeros tres puntos para Suiza en Qatar 2022, sino que fue el primer gol mundialista para el nacido en la capital de la nación africana. Pero pese a todos esos ingredientes que harían que cualquier otro ser humano celebrara con completa locura… Breel Donald Embolo solamente se detuvo, levantó las manos y pidió disculpas a todos los afectados.