XI Ideal Latino | Villarreal Club de Fútbol

El Villarreal acostumbra a ser un equipo con amplia representación latina. El conjunto de la provincia de Castellón es uno de los mejores equipos españoles, con participación europea casi cada año, y los jugadores que llegan desde el otro lado del charco lo usan como trampolín.

Este es el once histórico de latinos que han jugado como locales en el Estadio de la Cerámica, más conocido como El Madrigal.

PORTERÍA

Mariano Barbosa. Cierto es que el portero argentino no es el jugador que más ha destacado en el “Submarino Amarillo” pero sus dos largas etapas en el club le han convertido en el portero latino con más partidos del club. Si nunca ha terminado de triunfar es debido a que siempre ha tenido dura competencia por delante. Ahora compite por un puesto con Sergio Asenjo; en su día se disputó la portería con Diego López y nada más llegar al club se encontró con Pepe Reina. Difícil tarea la suya, aunque siempre que ha jugado ha dado garantías. Afronta la que será su séptima temporada en el club en dos etapas diferentes, con el futuro en el aire y la vitola de tercer portero.

DEFENSA

Rodolfo Arruabarrena. El lateral izquierdo estuvo 8 temporadas triunfando en Villarreal. Además de por su gran rendimiento, será siempre recordado en Castellón de la Plana por meter uno de los goles más importantes del club. Su tanto de cabeza llevó al equipo a las semifinales de Champions League, el hito más importante de la historia del club. 252 partidos y el gol más importante de la andadura europea del submarino. Balance más que digno para erigirse como el mejor lateral izquierdo de la historia del Villarreal.

Arruabarrena celebrando. Fuente: Angel Sanchez, Diario As

Mateo Musacchio. El defensa central argentino jugó siete temporadas en Villarreal para convertirse en el central y líder indiscutible del equipo. Llegó procedente de River, pero antes de subir al primer equipo pasó por el filial un par de temporadas. A pesar de lesionarse a menudo, jugó 249 partidos con el “Submarino Amarillo!. Su paso por Villarreal hizo que el renovado Milan se fijase en él. Ahora juega en San Siro pero en Castellón no le olvidan.

Gonzalo Rodríguez. Uno de los mejores jugadores de la historia del Villarreal; otro líder en el centro de la zaga. Internacional con Argentina, Rodríguez recuerda así sus años en el Submarino: “Allí llegué siendo un niño y me formaron como hombre y futbolista. Estaré eternamente agradecido al Villarreal”. 9 años, más de 250 partidos, entre los que se encuentran unas semifinales de la Champions League. Todo un ídolo para la afición grogueta.

Fabricio Fuentes. Aunque su posición habitual era la de defensa central, en el Villarreal también tuvo rendimiento como lateral derecho. Cuatro temporadas le bastaron al argentino para que en el Estadio de La Cerámica tengan un recuerdo imborrable sobre su paso. Más de 80 partidos y 8 goles le avalan como el mejor lateral derecho latino del Villarreal.

CENTROCAMPISTAS

Marcos Senna. Capitán, emblema, jugador latino con más partidos de la historia de los castellonenses y actual embajador del club. 354 partidos entre los que hay una temporada en segunda división y otra en la que llegaron a la ya mencionada semifinal de Champions League. Lucha, constancia, talento, humildad y esfuerzo lo hacen ideal para representar institucionalmente al Villarreal. Probablemente, el mejor jugador de la historia del club.

Marcos Senna capitaneando al Villarreal. Fuente: Getty Images

Juan Pablo Sorín. Aunque su posición habitual en su carrera es la de lateral izquierdo, en El Madrigal jugó habitualmente de pivote defensivo. Allí solo estuvo dos temporadas que le dieron para jugar 60 partidos y anotar 10 goles. Puede que no esté en el mismo escalón que otros, pero en Vila-real le recuerdan con un cariño especial.

Matías Fernández. El pivote chileno que juega actualmente en el Necaxa de la liga mexicana, defendió los colores del Villarreal durante cuatro temporadas. Sólo jugo 89 partidos pero anotó 7 goles y repartió 30 asistencias. Desenvolviéndose como mediocentro o extremo derecho, encandiló a El Madrigal con su gran habilidad con el balón en los pies.

Juan Román Riquelme. Qué decir de Riquelme. Todo un mago del balón que aterrizó a Europa de la mano del Barcelona, pero poco tardó en recalar en el “Submarino Amarillo”. Sus 5 temporadas en El Madrigal marcaron mucho tanto en Villarreal como en Europa. Cierto es que falló el penalti decisivo en el minuto 88 que llevaba al Submarino a la final de la Champions, pero su magia cautivó a toda la afición grogueta.

Dos de los jugadores más imortantes de la historia del Villarreal: Riquelme y Forlán. Fuente: Toni Losas, Diario Marca

DELANTERA

Nílmar. Cuatro temporadas bastaron al brasileño para merecer estar en el mejor XI latino de la historia del Villarreal. 34 goles y 16 asistencias en 114 partidos son unas cifras de mucho mérito. Era una lanza en el extremo, imprevisible para sus defensores.

Diego Forlán. Llegó al submarino amarillo después de no contar con muchos minutos en el Manchester United, pero resurgió como si del ave fénix se tratara. Sólo tres temporadas bastaron para que el Atlético de Madrid le fichara. Pichichi de La Liga, Bota de Oro y 61 goles en 121 partidos. El charrúa marcó un antes y un después en la delantera del equipo de Vila-real.