La representación argentina en el Mundial de Clubes está en Tigres

El corazón de una nación está con Tigres de México. El Mundial de Clubes dejó a Argentina con una nula representación albiceleste; ni Ulsan Hyundai, Al Ahly, Al Duhail, Bayern Múnich o Palmeiras cuentan con argentinos en sus filas, el único con dos elementos nacidos en el país es el equipo de la Universidad Autónomade Nuevo León: Guido Pizarro y Nahuel Guzmán.

Es poco habitual que solo un club cuente con elementos nacidos en Argentina, la cantidad de exportaciones que se hacen desde el cono sur del continente hacia otras latitudes del mundo hacen que esto sea un fenómeno extraño, especialmente con los clubes del Viejo Continente.

El gran reto para Nahuel Guzmán y Guido Pizarro es dejar la bandera albiceleste bien alta y formar parte del primer equipo de la Concacaf que llega a la gran final del Mundial de Clubes de la FIFA, el primer paso lo dieron al derrotar al Ulsan Hyundai, sigue Palmeiras el próximo 7 de febrero, un equipo al que aparentemente la escuadra felina le puede hacer partido.

En el duelo inaugural del torneo que se celebra en Qatar, Nahuel Guzmán salió de arranque en el marco de los Tigres, sin duda alguna, el “Patón” se ha convertido en un elemento fundamental en el esquema de los universitarios, y aunque tuvo poco trabajo frente a los surcoreanos, fue importante para evitar que los pocos embates del rival se volvieran goles.

Sin duda alguna su primera aparición importante en el partido fue cuando a velocidad, Kim-Ji-yun quiso probar al cancerbero con un tiro lejano. La pelota picó en el césped y complicó un poco al meta, sin embargo, el formado en Newell’s Old Boys se recostó bien hacia la izquierda y evitó la caída de su marco.

Instantes más tarde, desde el tiro de esquina, Kim Ki-Hee se liberó de su marcador y corrió a primer poste, donde remató y el balón se coló a la red felina, Nahuel intentó llegar a tiempo a la cita con la pelota, pero fue imposible. Algunos le atribuyen la pifia defensiva a Guido Pizarro, otros consideran que el error fue de Aquino, quien primero perdió la marca del jugador.

El cancerbero Nahuel Guzmán se ha destacado como un elemento prácticamente inamovible en el esquema de Ricardo Ferretti, no cabe duda que tiene una capacidad impresionante para jugar al futbol con los pies, tiene un toque importante de pelota, además de ser confiable con sus atajadas y buenos reflejos. Según números recopilados por el portal Casas de Apuestas, con la camiseta de Tigres ha disputado 312 partidos, ha permitido 284 goles y bajó la cortina en 126 enfrentamientos, números que lo ponen como uno de los arqueros más seguros de la Liga MX.

Por otra parte, Guido Pizarro destacó como el capitán de un equipo bien ordenado y que privilegió el juego de posición y posesión ante el cerrojo defensivo que puso el equipo de Corea del Sur.

Guido Pizarro vio acción en todo el enfrentamiento y cuando los Tigres estaban abajo en el marcador, remató de manera correcta un centro venenoso directo al área. El “Conde” reventó el balón con un cabezazo y el cancerbero Cho Hyun-Woo se estiró lo suficiente para desviar la redonda por encima del horizontal.

Pizarro es uno de los jugadores más queridos en San Nicolás de los Garza, municipio en el que Tigres juega sus partidos como local, de hecho, ha jugado 296 partidos con la camiseta de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ha marcado 11 goles y ha colaborado con 10 asistencias, números obtenidos a lo largo de un par de etapas en el club, de 2013 a 2017 y de 2018 a la actualidad, en el intermedio militó en el Sevilla de España.

El próximo reto de los jugadores argentinos y de todo Tigres es el Palmeiras, rival al que enfrentarán en las semifinales del Mundial de Clubes con la encomienda de convertirse en el primer equipo de la Concacaf que logra llegar a la gran final del Mundial de Clubes, donde el Bayern Múnich se perfila como el gran favorito para ganar (ellos enfrentarán al AlAhly en semifinales).

Polémica por representación

En México, Tigres es un equipo que a lo largo de la última década se ha convertido en un equipo sumamente protagonista. El equipo de la Sultana del Norte se aseguró de encontrar a los mejores hombres posibles para romper una sequía de más de 30 años sin ganar un campeonato y poco a poco se transformaron en un club con las posibilidades de mantener su gran crecimiento.

A pesar de los buenos números que tiene Tigres en la última década, en el país tricolor son vistos como un equipo chico y carente de historia, por lo que siempre están en el ojo del huracán, es por ello que Nahuel Guzmán y Guido Pizarro dejaron claro que ellos no representaban a México, sino solamente a la gente que ha confiado en ellos, sus aficionados.

“Esto es un Mundial de Clubes, donde vamos a representar solamente a Tigres. No vamos a representar a nadie más que quiera colgarse de nuestras tetas… Somos nosotros, acompañados de un montón de gente, pero somos nosotros”, expresó el “Patón”.

Días antes, también Guido Pizarro hizo declaraciones similares, provocándose una nueva serie de críticas en contra del cuadro de San Nicolás de los Garza.

“No, nosotros representamos a nuestra gente que es la que nos apoya diariamente y en todos los estadios, seguramente representamos a una región y un continente que hemos tenido chances de ganar una Concachampions, pero no corremos con la responsabilidad de representar a un país, sino a una institución que viene haciendo las cosas bien en los últimos años”, declaró.

La polémica llegó a su final días después, cuando Cemex, empresa que colabora en la administración del club mandó tuits asegurando que los felinos sí representan al club, incluso Nahuel Guzmán bromeó con ello.

“Lo que uste’ diga patrón(sic)”, publicó en sus redes sociales tras el mensaje de la empresa propietaria del club.