Kluiverth Aguilar, Alianza Lima, Manchester City, Selección de Perú
Fuente: @ClubALoficial

Kluiverth Aguilar, lateral derecho peruano de 16 años, será nuevo jugador del Manchester City de la Premier League de Inglaterra. Sin embargo, hasta que no cumpla los 18 años no emigrará y seguirá en Alianza Lima de Perú. Otros aspectos a tener en cuenta es que quizás no da el salto directo al club inglés, sino que puede ir a jugar a algunos de los siguientes clubes: New York City (Estados Unidos), Sichuan Jiuniu (China), Melbourne City (Australia), Yokohama Marinos (Japón), Atlético Torque (Uruguay) y Girona FC (España). ¿El motivo? Todos pertenecen al grupo económico City Football Group y podría tener sus primeros pasos en el exterior en alguno de dichos clubes.

Debut a temprana edad

Con tan solo 16 años saltó al campo de juego con la casaca de Alianza Lima para arrancar su sueño de ser jugador profesional. El entrenador que le mandó a la cancha fue Pablo Javier Bengoechea. El primer encuentro que disputó fue el 3 de noviembre del año pasado jugando ante Alianza Universidad, en donde completó los 90 minutos del encuentro. Desde entonces, es una fija en el sector derecho defensivo de Alianza y eso le llevó a formar parte de la Selección de Perú Sub-17 en nueve ocasiones, así como ha disputado tres partidos con la Sub-23.

Kluiverth Aguilar, Alianza Lima, Manchester City, Selección de Perú
Aguilar por pasar a un jugador. Fuente: Club Alianza Lima

Kluiverth Aguilar, la venta peruana más cara a Europa

2,8 millones de euros fue la cifra en que se pactó la transferencia según Ovación. Debido a esa cifra, se convierte en un fichaje récord superando las ventas de Jefferson Farfán, Claudio Pizarro y André Carrillo a Europa. Con tan solo 16 años, el joven lateral derecho se mete en la historia del balompié peruano y apunta para ser una de las grandes estrellas de su país en los próximos años. Hay que tener en cuenta que es un jugador con pocos encuentros en primera división (un total de nueve) y con mucho camino por recorrer. Sus pisadas recién comienzan y tienen buen rumbo. El tiempo y el fútbol dictarán su destino.