James
James se cae de la Copa América y las eliminatorias | Fuente: Getty Images

La Selección Colombia no contará con James Rodríguez para la doble fecha eliminatoria ni para la Copa América. El segundo capitán del equipo fue desconvocado por Reinaldo Rueda aludiendo a problemas físicos. En el transcurso de la semana, Juan Fernando Quintero también había sido desafectado por cuestiones de restricciones en China. Edwin Cardona fue llamado para ocupar su puesto.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en el caso de James, algo se rompió. Después de conocer la decisión de Rueda, el jugador del Everton emitió un comunicado publico, expresando su inconformidad.

Dos versiones encontradas

El comunicado emitido por la Federación Colombiana de Fútbol fue concreto. Indicó que James no estaba en condiciones físicas para competir al máximo nivel con la Selección Colombia y que, por ello, era desafectado de la convocatoria. Con ello, se perderá tanto los partidos con Perú y Argentina, como la Copa América. Además, expresaron su lamento por no contar con el ’10’ y el deseo de volver a verlo con la camiseta puesta pronto.

Por su parte, el comunicado del jugador indicó que su estado físico era adecuado para tomar parte de los compromisos. Según el jugador, sus tiempos de recuperación establecían que desde el partido ante Argentina estaría en condiciones de jugar. El choque de versiones es evidente.

James Colombia
Comunicado público del jugador del Everton | Fuente: James Rodríguez

No obstante, esto no quedó allí. James Rodríguez vio a bien expresar su rechazo a la decisión afirmando que “no recibir la confianza de parte del cuerpo técnico rompe con todo y me genera un enorme dolor”.

Opinión: la Selección Colombia, la más perjudicada

Reflexionando al respecto del cruce de comunicados entre James Rodríguez y la Selección Colombia, solo podemos hablar de un perdedor. La propia Selección termina siendo la afectada por este encontronazo. ¿Fue falta de comunicación? ¿Fue una decisión técnica? ¿Hubo precipitación por parte del cuerpo técnico? La realidad es que cualquiera de ellas pudo haber sido.

Sin embargo, el técnico fue contratado para tomar decisiones que favorezcan al combinado ‘tricolor’ y esta, desde su postura, es una de ellas. Por supuesto, James es vital para el juego del equipo, pero, si su situación física no convence al cuerpo médico, es totalmente normal que se caiga del llamado. La Selección pierde a un baluarte en campo, sí. Ahora, el cruce de comunicados no ha hecho más que causar malestar en el ambiente. El segundo capitán de la Selección ha cuestionado no solo la decisión de su entrenador, sino la honestidad de su trabajo. Independientemente de cuál versión sea la más ajustada con los hechos, este suceso fractura el interior de la Selección Colombia y no hace más que agravar el contexto que ya se venía viviendo, tanto en el fútbol como en el país.