Jugadores de doble nacionalidad, la nueva estrategia de la Selección mexicana para recuperar su dominio

La Selección mexicana es uno de los conjuntos más importantes del continente americano. Desafortunadamente, no atraviesan un buen momento ni en el talento de su camada ni en resultados, pareciendo que su mejor momento ha pasado.

Explicaciones hay muchas: Desde priorizar a los jugadores extranjeros hasta debilitar el campeonato local. Prohibido ignorar la poca exportación al balompié europeo y la cantidad de torneos inventados contra la MLS, alejándose de las duras competencias sudamericanas.

¿Cuándo juega la Selección mexicana?

Haber caído en la primera fase de Qatar 2022 habría traído un plan ambicioso para regresar a los primeros planes. Desde prometer cuatro exportaciones anuales por club a Europa hasta capacitaciones a los formadores en academias de élite. Han existido muy pocas acciones concretas que muestren mejoría.

El cambio del futbol mexicano no solo debe ser en el campo. También se atraviesa una marcada ideología que rechaza a los futbolistas naturalizados o no formados en México para ponerse la camiseta de la Selección.

“¿Cómo entre 120 millones de habitantes no pueden salir 11 buenos jugadores al futbol?” es una opinión bastante repetida y que de primeras, le cierra la puerta a los jugadores nacidos en otros países que quieren defender por convicción al Tricolor.

Uno de los movimientos que parece que sí ha dado resultados en la infraestructura Tricolor fue nombrar a Andrés Lillini como director de Selecciones juveniles, encontrando resultados interesantes rápidamente.

El formador argentino siempre ha tenido fama de ser un buen formador de jóvenes, pese a que en su paso con Pumas y Necaxa no terminó por darle un lugar estelar a los futbolistas debutantes que conocía. En este nuevo rol se ha desempeñado como pez en el agua, desarrollando un plan distinto.

Lillini ha ojeado a cualquier cantidad de jugadores con doble nacionalidad, adecuando un plan deportivo personalizado para ellos y convenciéndolos de jugar con la Selección mexicana, pese a que algunos han tenido propuestas de otros países.

La ambiciosa propuesta con la Selección mexicana

Matheus Reis es brasileño, pero captado por la Selección mexicana | Cortesía: miseleccionmx
Matheus Reis es brasileño, pero captado por la Selección mexicana | Cortesía: miseleccionmx

“Desde que llegué, lo primero que me puse como plan urgente fue hacer un padrón de los mexicanos que están en el extranjero, no sólo en Estados Unidos, sino también en otras partes. Ofrecer el tema deportivo, decirles por qué vienen acá, darles una proyección y al final México es un país futbolero y las familias lo saben. Las raíces son las raíces, yo me he encontrado con historias de que quieren jugar aquí y me he encontrado con mucho positivismo”, aseguró para TUDN.

La propuesta no quedó en el aire y en las últimas convocatorias de Selecciones inferiores se han visto nombres que llaman poderosamente la atención.

Respaldados por la información de Jóvenes Futbolistas MX queremos resaltar los llamados de Andreas Heredia de 16 años (mexiconoruego), Thiago Gigena de 18 años (mexicoargentino), Mauricio Willimann de 21 años (mexicosuizo) o Matheus Reis de 16 años (mexicobrasileño). Nunca se había visto poner el ojo en jugadores mexicanos por constitución, pero con formación en otros destinos.

Haberse desarrollado en distintos ambientes les otorga un panorama más amplio del deporte y usos y costumbres distintas, respaldados también por el seductor mercado que representan los mexicoamericanos, conociendo todos los jóvenes que se forman allá y tienen ascendencia mexicana.

Llegó el momento de cambiar para el futbol mexicano, que apoyado en la diversidad cultural está desarrollando futbolistas con doble nacionalidad que presumiblemente, tienen mucho talento y ganas de cambiar la historia del Tricolor. El deporte evoluciona, y esta interesante tendencia podría traer resultados a comentar.

Juan Pablo López

Juan Pablo López

Nacido en la Ciudad de México. Estudió Negocios Internacionales, pero ha dedicado toda su carrera profesional al marketing y periodismo. Más de ocho años tratando de transmitir su forma de vivir el deporte más bonito de todos. Ya sea detrás de la computadora, en el Estadio o los videojuegos.
Ingresó a Balón Latino en septiembre de 2023, encontrando un medio con mucha proyección y un toque diferencial imperdible. Aficionado del buen balompié y amante de los equipos que siempre proponen. Igualmente, amante de la fotografía deportiva y los equipos que se atreven en las redes sociales. Nunca caminarás solo.