Chivas se va del “Mundialito” al caer 3-2 ante Kashima

Fuente: Milenio.

La primera participación de Chivas en el Mundial de Clubes de la FIFA terminó de manera muy prematura. Luego de un partido de muchos goles y poco futbol, “El Rebaño” cayó 3-2 ante el campeón asiático Kashima Antlers. El resultado terminó en favor de los japoneses pese a que los rojiblancos estuvieron en ventaja 1-0 en el primer tiempo.

La historia de este semestre

No es la primera vez que los dirigidos por el paraguayo José Saturnino Cardozo viven una voltereta en un encuentro. Durante el torneo Apertura 2018 de la Liga MX les ocurrió lo mismo: una primera mitad en la que superan al rival y se van al frente, pero después el equipo se cae en el complemento.

Contra Toluca lo ganaban 1-0 y 2-1 y terminaron en empate de 2-2, ante Santos iban 1-0 arriba y luego perdieron 2-1. Por sólo mencionar unos ejemplos.

Esta historia le sucedió al club tapatío en casi la mitad de sus partidos en el torneo de liga. Aquí no fue la excepción: se fueron al frente con el gol tempranero de Ángel Zaldívar y después en el segundo tiempo, cayeron los tres tantos japoneses. Al final, la anotación de Alan Pulido sólo fue para adornar el marcador.

Aportación latina en el Kashima

Además de los goles de los japoneses Ryota Nagaki y Hiroki Abe, hubo otra anotación latina en este partido. Se trata del delantero brasileño Serginho, quien puso el 2-1 parcial en favor de su equipo por la vía del penalti al minuto 69.

Además, en el equipo dirigido por Go Oiwa también hubo participación de otros dos brasileños. El mediocampista por izquierda Leandro tuvo acción por 45 minutos y también jugó su compatriota Leo Silva, quien estuvo en todo el partido al jugar en la posición de contención.

Marcas que dejó Chivas

Para bien y para mal, la escuadra mexicana consiguió dos récords en el Mundial de Clubes. Primero, el gol de Zaldívar, que fue a los 152 segundos de encuentro, marcó el sexto gol más tempranero en toda la historia de esta competencia.

Sin embargo, también lograron una marca negativa. Anteriormente, siete equipos habían anotado en los primeros tres minutos de partido y, salvo el Guangzhou Evergrande en 2015, todos habían ganado. Ahora Chivas se sumó al equipo chino en marcar primero en el partido y verse derrotado al final de este.

Ahora por la revancha…

Con este resultado, el Kashima Antlers enfrentará al Real Madrid en las semifinales del torneo tan sólo dos años después de haberse visto las caras. Cabe recordar que en 2016 ambos equipos se enfrentaron en la final y los merengues se impusieron 4-2 en tiempo extra.

Aquella jornada, el cuadro asiático se puso 2-1 arriba en el marcador gracias al doblete del japonés Gaku Shibasaki (hoy jugador del Getafe). Un gol de Karim Benzema al minuto 9 y un hat-trick de Cristiano Ronaldo tuvieron que aparecer para evitar un papelón para los madrileños.

Ahora que el conjunto blanco se encuentra en un bache futbolístico, el encuentro ante Kashima no será nada sencillo. Si hay una oportunidad para conseguir una revancha, es en esta ocasión, sobre todo por la cara que ha mostrado el club dirigido por Santiago Solari.

A pensar en el Clausura 2019

“El Rebaño” ha tenido un semestre para el olvido. No calificó a la Liguilla en su torneo nacional, fueron eliminados en cuartos de final de Copa MX y perdió en el primer partido que jugaron en el Mundial de Clubes. No hay duda que dejar ir a pilares como el mediocampista Rodolfo Pizarro, el portero Rodolfo Cota y sobre todo, al entrenador argentino Matías Almeyda pesó más de lo esperado.

Con las llegadas del atacante Alexis Vega, el mediocampista Dieter Villalpando y el defensa Hiram Mier, el plantel sí crece considerablemente. Claro, otra clave será que la directiva no venda a nadie indispensable del XI ideal. Y bueno, también se tiene que trabajar con el manejo de los resultados y tiempos del encuentro.

Ahora, si quieren irse con algo de dignidad, lo decente sería que al menos ganaran el partido por el quinto lugar. Este encuentro será contra el perdedor de la llave entre el Espérance Tunis de África y el Al-Ain, que es el anfitrión del torneo.