Carlos Salcido: recorrido de un histórico futbolista mexicano

Carlos Salcido es considerado por muchos críticos como un histórico del fútbol mexicano | Getty

Carlos Salcido es un futbolista plurifuncional que cumple a la perfección el rol de zaguero central, lateral por ambos lados e, incluso, de contención fijo. Al contar con un botín bastante educado, su facilidad para sacar la esférica desde el fondo lo convirtió, en su momento, en uno de los jugadores más importantes para los equipos en los que participó y para la Selección Nacional.

Considerado por muchos críticos y periodistas dentro del top10 de futbolistas mexicanos de la historia, el presente de Salcido es muy distinto a lo que vivió hace unos años, pues hoy en día pertenece a un club el cual descendió hace una jornada en el balompié mexicano. Dicho esto, es hora de repasar la carrera del “Sa Sa” Salcido.

CHIVAS, SU PRIMER AMOR

Carlos debutó en el invierno del 91 bajo el mandato del argentino Oscar Ruggeri; empero, no fue sino hasta el 2003 que se hizo de un hueco en el XI titular del club tapatío. En su primera etapa con el Guadalajara, el combinado nacional decidió llamarlo para ser considerado en la selección como lateral izquierdo dada su gran proyección al ataque.

En 2005 se convirtió en el jugador con más minutos en el mundo, esto debido a su inclusión en la Copa Libertadores (llegando a las semifinales) y en la Copa Confederaciones, en donde se consolidó en titular indiscutible de la selección dirigida por Ricardo La Volpe de cara al Mundial de Alemania 2006.

LEYENDA EN EL PSV

En 2006, luego de una gran actuación en el Mundial de Alemania, Carlos Salcido es fichado por el PSV holandés que, normalmente, se distingue por ser un club que confía en demasía en el producto mexicano.

Un año le bastó para convertirse en campeón de Liga como titular indiscutible, ya sea como central o lateral. De igual forma, continuó siendo considerado por la selección nacional y, además, se convirtió en referente del combinado junto a Rafael Márquez, histórico zaguero mexicano.

Tan importante fue Salcido para el PSV que hace unos meses la institución europea decidió nombrarlo embajador del equipo en México, por lo que recibió una insignia destacándolo como un miembro especial del club.

FULHAM, EXPERIENCIA ÚNICA EN INGLATERRA

En agosto del 2010 llega en transferencia directa al Fulham por casi dos millones de euros. Tan pronto como llegó, se convirtió en líder de la zaga inglesa en la Liga más competitiva y entretenida del mundo. Carlos Salcido vivió lindas etapas en la Liga inglesa y, aunque tuvo algunas lesiones que opacaron su nivel, lo mostrado con la esférica le valió para ser considerado en dos ocasiones dentro del Equipo Ideal de la Premier League.

LONDRES 2012, PUNTO MÁXIMO EN SU CARRERA

Carlos Salcido fue considerado como uno de los tres refuerzos sin límite de edad que la selección Sub-23 llevó a los JO de Londres 2012. En un principio, su convocatoria -junto a la de Jesús Corona y Oribe Peralta- fue criticada; sin embargo, el tiempo le dio la razón a Luis Fernando Tena, técnico que confió en él para colocarlo en el mediocampo del combinado tricolor.

El jalisciense no solo fue titular indiscutible, sino que fue vital para la obtención de la medalla de oro para México en un campeonato histórico, pues fue la primera vez que la selección vivía esto y, hasta ahora, es considerado el mayor logro en la historia del fútbol internacional para el país latinoamericano.

El mexicano no solo consiguió esto con la selección, sino que se hizo de una Copa Oro y participó en los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. En total, jugó ocho encuentros mundialistas con la casaca tricolor.

REGRESO A MÉXICO

Salcido regresó a México tras su aventura en Europa para formar parte de las filas del Tigres, club dirigido por el brasileño Ricardo Ferretti en donde consiguió un campeonato de Liga.

Tras poner fin a su etapa como felino, el mexicano regresó a Chivas para el 2014 con la intención de retirarse en el club que lo vio nacer. Aquí, obtuvo un campeonato más con “el rebaño sagrado” como titular en la contención rojiblanca.

Después de algunos desencuentros con la directiva jalisciense, Carlos Salcido pone fin a su etapa como jugador del Guadalajara en diciembre del año pasado.

Actualmente vive la etapa final de su carrera en el Veracruz, club con serios problemas colectivos que descendió a seis jornadas de consumarse el campeonato liguero.

La carrera de Salcido debe/debió terminar de otra forma; sin embargo, su legado siempre será recordado por el aficionado mexicano.