Arsenio Erico, Independiente, Nacional de Paraguay, fútbol argentino, máximo goleador, El Saltarín Rojo, El Paraguayo de Oro
Fuente: ABC Color

En 1934 se profesionalizó el fútbol argentino y ese mismo año, apareció un astro, un crack, un distinto. Un futbolista que recibió más de 14 apodos en su carrera porque uno solo no bastaba para describir la manera en que jugaba. Arsenio Erico es el nombre del futbolista que más goles hizo en la historia del fútbol argentino con 295 gritos en 325 partidos. ‘El Saltarín Rojo’ nació el 30 de marzo de 1915 en Asunción, Paraguay y llegó a Independiente en 1934 para dejar su huella y legado de manera imborrable en estas tierras.

‘Míster Gol’ debutó con 19 años en la primera de Independiente el 5 de mayo de 1934 contra Boca Juniors. Ese día, no marcó ningún gol. Pero sí lo hizo a la siguiente fecha contra Chacarita Juniors y desde ahí, no paró hasta llegar a los 295. Arsenio Erico fue y es recordado como uno de los mejores futbolistas que han pasado por el fútbol argentino y latinoamericano. En 2004 fue nombrado como el octavo mejor jugador sudamericano del siglo XX y el 49° a nivel mundial.

Se retiró en 1949 con la camiseta de Nacional de Paraguay, donde debutó a los 15 años como profesional, y falleció en 1977 a los 62 años tras un paro cardíaco. Al día siguiente, jugaron Independiente vs. River Plate, los clubes que pelearon por su ficha y finalmente fueron los de Avellaneda los que se quedaron con ‘El Paraguayo de Oro’. “¡Se siente, se siente, Erico está presente!”, coreaban las aficiones de ambos equipos y la mayoría le agregaba lágrimas al momento.

Las temporadas goleadoras de Arsenio Erico en Independiente

Disputó las temporadas desde 1934 hasta 1946 siendo una mejor que la otra. En su primer año anotó 12 goles en 21 juegos; al siguiente 22 gritos en 18 encuentros y la tercera fue de 21 tantos en 26 duelos. El año 1937 fue el momento donde el nombre de Arsenio Erico deja de ser un nombre más y comienza a ser “el nombre”. ‘El Rey del Gol’ convirtió 48 dianas en 34 partidos, siendo el máximo goleador histórico en un solo torneo de forma profesional. Al año siguiente se despachó con 43 en 30 partidos teniendo el mayor promedio de goles convertidos en un campeonato de Primera División profesional. 

Arsenio Erico, Independiente, Nacional de Paraguay, fútbol argentino, máximo goleador, El Saltarín Rojo, El Paraguayo de Oro
Fuente: Conmebol

Pasaban los años y la figura del ‘killer’ se hacía más y más grande. En 1939 entonó 41 veces el grito sagrado en 32 duelos, en 1940 convirtió 29 en 30 juegos y en 1941 26 en 27 presencias. A partir de ese momento, las cifras comenzaron a bajar pero seguían siendo números de un jugador a otro nivel. En 1942 se fue a Nacional de Paraguay un año, regresó en 1943 para marcar 17 tantos en 29 juegos. A la temporada siguiente hizo 12 en 26 y en 1945 aportó 20 dianas en 30 partidos. En 1946, Arsenio Erico se despidió de Independiente, como jugador, con cuatro anotaciones en 19 oportunidades. Alcanzó así, los 295 goles en 325 partidos. Cifras que le convierten en el máximo goleador histórico del fútbol de Argentina.

Distinciones Individuales del ‘Aviador’

Máximo goleador de la historia del fútbol argentino: 295 tantos en 325 partidos.
Máximo goleador en un torneo de Primera División profesional: 48 goles en 1937.
Mayor promedio de goles convertidos por el goleador de un campeonato de Primera División profesional: 1,43 en 1938 cuando hizo 43 en 30 juegos.
Jugador que más veces superó los 40 goles en un torneo: 48 en 1937, 43 en 1938 y 41 en 1939.
Más goles convertidos por un jugador como visitante en un Primera División profesional: Marcó 6 goles en la goleada de Independiente por 7 a 1 ante Quilmes en 1937.

Arsenio Erico, Independiente, Nacional de Paraguay, fútbol argentino, máximo goleador, El Saltarín Rojo, El Paraguayo de Oro
Arsenio Erico, el paraguayo que hizo su historia en Argentina. Fuente: Ñanduti

Homenajes que le han hecho a Arsenio Erico

El estadio de Nacional de Paraguay lleva el nombre de Arsenio Erico, al igual que una tribuna del estadio Defensores del Chaco (el más emblemático de Paraguay) y la platea más importante del estadio Libertadores de América (cancha de Independiente), también posee su nombre. Arsenio Erico se despidió del fútbol con dos campeonatos de Primera División con Independiente, dos Copas Ibarguren y una Copa Escobar también con ‘El Rojo’. En el ámbito internacional logró dos Copa Aldao también con los de Avellaneda. En Paraguay, ganó el torneo local con Nacional en 1942.