A sus 28 años, Arley Rodríguez llegó a Alianza Lima para ayudarlos a resurgir. El atacante colombiano lleva un par de año sumando minutos, sensaciones y buenos rendimientos en el fútbol inca. Tanto en Carlos Mannucci como con el equipo ‘aliancista', Rodríguez ha sabido retomar su mejor nivel.

El equipo de la capital tuvo un año 2020 para el olvido. El club estuvo al borde de descender a la segunda división local, siendo salvado por una polémica decisión administrativa. Con la temporada 2021 iniciada, se decidió una sanción de puntos para el club Carlos Stein. Con ello, Alianza salió del descenso de la temporada 2020, y salvó la categoría.

Después de ello, ‘El Equipo del Pueblo', de la mano del argentino Carlos Bustos, rearmó su plantel. Se blindó en diferentes posiciones, firmando experiencia y talento. En definitiva, conformó un plantel digno de campeonato y con un potencial de gran rendimiento. Las expectativas se cumplieron. Alianza Lima salió campeón en 2021, tras vencer a Sporting Cristal, y con Arley Rodríguez en cancha.

El presente de Arley Rodríguez en Alianza Lima

Pierde sentido hablar del rendimiento de Arley Rodríguez, sin antes hablar de su paso por el Carlos Mannucci. El colombiano aterrizó en Perú en los primeros meses del 2020, luego de unos pasos regulares por Envigado, Santa Fe y el fútbol mexicano. Su destinó era el mencionado equipo de Trujillo.

Arley Rodríguez Alianza Lima
Arley Rodríguez, campeón con el ‘verdolaga' | Fuente: Atlético Nacional

Desde su debut en el mes de agosto, tras el parón pandémico, el atacante fue titular indiscutido con su club. Jugando desde las bandas de la línea ofensiva, Rodríguez sumó 22 partidos de liga. En ellos, anotó un total de 4 goles y brindó la misma cantidad de asistencias. Su club finalizó quinto, alcanzando una monumental clasificación para la Copa Sudamericana del 2021.

Sus excelentes presentaciones le llevaron a fichar por el histórico club limeño. Arley Rodríguez arribó a Alianza Lima siendo una de las primeras opciones en la confección de la plantilla. En el torneo apertura, disputó cinco de los seis partidos en los que estuvo disponible. Además, aportó dos goles.

Para el segundo torneo del año, el colombiano campeón de Libertadores fue considerado como el duodécimo jugador del equipo. Fue ese jugador que siempre entraba en los segundos tiempos para revolucionar el partido o cerrar resultados. De los 19 partidos que disputó el Alianza campeón de clausura, Rodríguez hizo parte de 18. Aunque fue inicialista en pocos de ellos, sus números hablan de un gran rendimiento. Anotó tres goles y asistió dos más, en poco menos de 400 minutos.

Su polivalencia fue clave para asegurar su lugar en la institución. Arley generalmente había sido utilizado en su carrera como extremo, partiendo de banda y con mucha llegada al área. Así fue su rol en Atlético Nacional, donde vio sus mejores años. Así mismo, siempre fue posibilidad como delantero centro. De cualquier manera, bajo el mandato de Bustos, Rodríguez fue pieza útil tanto en dichas posiciones, como en zonas de la cancha más desconocidas. El colombiano participó como carrilero en un sistema de tres defensores, o jugó por detrás del delantero.

Tan positivo fue su rendimiento, que el club aliancista se aseguró su continuidad para el año 2022. El colombiano seguirá formando parte del campeón del fútbol peruano.