En las canchas del fútbol peruano, aún retumba el eco del talento de Jhonnier Montaño. La figura del colombiano, hasta el año pasado, estaba paseándose por los terrenos de juego de la segunda división. Ahora, su legado ha sido perpetuado. Está vez, su hijo, Jhonnier Esteban Montaño, es el que hace abrir los ojos y lanzar suspiros.

Con tan solo 16 años, el colombiano se convirtió en el primer jugador nacido en el 2004 en debutar en la Liga 1 Betsson. Por supuesto, esto lo hace ser el futbolista más joven en disputar está edición del torneo. Su gran estreno se dio en el duelo entre Deportivo Municipal y el Alianza UDH. A mediados del minuto 35, Montaño ingresó en lugar de Mario Velarde y corrió sus primeros metros vistiendo los colores del equipo local.

Detalles de calidad

A pesar de disputar poco más de 10 minutos, el hijo del veterano futbolista ex América, Parma, entre otros, pudo demostrar porqué su talento ha sido tan sonado en el país inca. Varios años lleva sonando el juvenil en diversos medios que siguen el fútbol formativo en Perú. Incluso, su nombre ha estado en las listas de los procesos juveniles de la selección Colombia. De hecho, el año pasado fue citado por el entrenador Cárdenas a formar parte del proceso sub-16 que se preparaba para viajar a un torneo en Portugal.

Con el 11 a su espalda, Jhonnier Montaño Jr. dejó para los aficionados algunas pinceladas de su capacidad. El volante de banda demostró su habilidad para regatear e irse en velocidad, dos de sus principales características. Quedará por ver si su DT, Franco Navarro, seguirá llenándolo de confianza en lo que resta de torneo. En caso de ser así, el futuro de Montaño es bastante ilusionante viendo la capacidad goleadora y la potente zurda que ha exhibido en los torneos de reserva.