El seleccionador uruguayo Óscar Washington Tabárez dejó unas declaraciones  muy polémicas tras la humillante derrota por tres a cero sufrida por Uruguay frente a Argentina. En la conferencia de prensa post partido, mandó a callar de una manera insultante a los periodistas y en general, a quien le critica su trabajo.

«Hay que cerrar los esfínteres, principalmente la boca»

Salvando su equivocación en los términos ya que la boca no es un esfínter, esta respuesta agraviante hizo mucho ruido en ambos lados del charco.

URUGUAY Y UN RENDIMIENTO PREOCUPANTE

La ‘Celeste' perdió pero igualmente continúa estando en zona de clasificación directa al Mundial de Qatar 2022. En este momento ocupa el cuarto lugar, igualando en puntos a Ecuador pero esta con mejor saldo de goles. Lo preocupante de anoche, no fue el resultado, sino el trámite del encuentro.

La primera media hora fue la esperada. Los campeones de América con la pelota, y Uruguay aprovechando las pocas oportunidades que iba a tener. Luis Suárez ocasionó dos chances claras de gol, convirtiendo en figura a Emiliano Martínez. Luego del gol de Lionel Messi tras un desentendimiento entre Muslera y Nández, todo se vino abajo.

Fuente: AUF

Las fallas de la selección ‘Charrúa' fueron de todo tipo, proviniendo tanto de los jugadores como de la planificación del partido por parte del Cuerpo Técnico.

Los errores:

Para empezar, el experimento de una línea de tres defensas centrales. Se utilizó un esquema que no es habitual, y el estado anímico conforme iba bajando, hacía notar la casi nula capacidad de reacción de los tres zagueros ante los ataques albicelestes. Esto se pudo ver claramente en el gol de Lautaro Martínez, cuando entra a empujar la pelota al arco sin que ninguno de los tres lo siguieran.

Para colmo, en el arranque del segundo tiempo, Tabárez decidió reemplazar al jugador creativo del equipo y el habilidoso (aunque este último justificadamente ya que no logró gravitar), para alinear tres delanteros de área jugando juntos. De esta manera, Uruguay dejó de generar peligro, ya que ese tridente parecía totalmente desconectado del partido.

La frutilla de la torta, fue haber visto que salió de cambio Nahitan Nández para cambiar a la clásica línea de cuatro en el fondo, pero sin ingresar lateral derecho. Ronald Araújo ocupó dicha posición durante casi 15 minutos, haciendo notar su inexperiencia en el puesto.

Fuente: SPORT

Como dijimos anteriormente, no sólo fue culpa del CT, sino que los jugadores hicieron lo suyo. Antes de desglosar este aspecto, cabe citar el dato que publicó MisterChip, de que es el primer cruce oficial entre ambas selecciones sin tarjetas amarillas ni rojas.

Se sabía que la baja de Rodrigo Bentancur era la más importante de las tres, estando lesionados también Giorgian De Arrascaeta y José María Giménez. Pero no sólo Uruguay pudo tener posesiones largas o cuidar la pelota cuando necesitó desahogarse, sino que salvo Luis Suárez y Fernando Muslera pese a su fallo en el primer gol, todos rindieron a un nivel deplorable. Hubo fallos constantes en los pases, ideas mal llevadas a cabo y por sobre todo, se notó un equipo muy cansado a bastantes minutos del final, sin poder aguantarle el ritmo físico al rival.

El cúmulo de fallos en un mismo partido tanto de Tabárez como de los jugadores, provocó una derrota humillante ante el clásico rival: Argentina.

LAS CHANCES DE CLASIFICAR AL MUNDIAL

El partido de anoche no pone en peligro la clasificación, mientras que no se vuelva a repetir. Los resultados de los otros partidos se dieron como para mantener a la ‘Celeste' entre los que clasifican directamente. Por otro lado, el calendario es preocupante, ya que en tres días toca jugar en Brasil y en noviembre, nuevamente ante Argentina en el Campeón del Siglo. Serán tres partidos seguidos ante los máximos exponentes del continente.

Sería ideal lograr sumar, pero la situación futbolística debe cambiar radicalmente.