La Selección Mexicana afila los últimos detalles previo al debut que tendrá en el Mundial de Qatar 2022. Ante tal situación, el Tata Martino aún no tiene la decisión fija en torno a la alineación y el parado táctico que utilizará en cada uno de los compromisos que tendrá en el evento mundialista, teniendo como principal el primero ante el combinado de Polonia.

Apuestas Mundial Qatar 2022: Los mejores consejos

Vale destacar que la Selección Mexicana arriba a este evento con una de las peores rachas en cuanto a resultados se refiere. Aunado a ello, el funcionamiento ha dejado mucho qué desear en los últimos dos años de la mano del entrenador argentino. Aun así, se prevé que el combinado nacional ejecute un mundial acorde a lo que ha realizado, al menos, en los últimos siete campeonatos de esta envergadura.

De 4-3-3 a 4-2-3-1

Durante mucho tiempo, Gerardo Martino se la jugó con un claro 4-3-3 en el terreno de juego. En este, el timonel sudamericano utilizaba a Edson Álvarez como el contención fijo el cual estaba acompañado de dos interiores, mismos que, en su mayoría, era el jugador del Betis Andrés Guardado y el hoy futbolista de la MLS Héctor Herrera.

Sin embargo, dicha situación hacía que el centro del campo fuera muy técnica, pero en extremo lenta. Teniendo la pelota este tridente funcionaba; no obstante, al momento de retrasar líneas la poca velocidad implicada un doble esfuerzo del Machín, el cual quedaba mal parado ante la poca ayuda de parte de sus elementos ocasionando, entonces, contragolpes que en más de una ocasión resultaban mortales.

Ante tal situación, la Selección Mexicana ha decidido cambiar su alineación en los últimos partidos. Del 4-3-3, Gerardo Martino ha modificado a un parado táctico similar al 4-2-3-1 en donde Edson Álvarez es acompañado por otro contención que tiene más libertad para ir hacia el frente. En ocasiones este es Erick Gutiérrez o, bien, el jugador de Pachuca Luis Chávez.

Este cambio ha hecho que la Selección Mexicana ya no sufra tanto en los contragolpes rivales. Sin embargo, no ha impedido que el Tri tenga desconexiones tan grandes al momento de no tener el balón, un hecho que se reflejó en el último partido ante Colombia en donde el combinado nacional vio como los sudamericanos le robaron la esférica y le dieron la vuelta al marcador en un lapso de 20 minutos para terminar 3-2.

¿Quiénes serían los jugadores sacrificados?

Si Martino decide continuar con esta alineación, son claros los elementos que podrían resultar sacrificados. En primera instancia, luce complicado que Andrés Guardado parta como titular por la poca velocidad que maneja ya con 36 años de edad. Misma situación podría ocurrir con Héctor Herrera, quien tras su paso a la MLS ha dejado de tener minutos en el terreno de juego.

¿Quiénes serían los que llegarían al cuadro titular? En primera instancia es preciso mencionar a Luis Chávez, quien se ha ganado la confianza del argentino al darle bastantes minutos en las últimas fechas FIFA. De igual forma es preciso hacer mención de Carlos Rodríguez, jugador de Cruz Azul que se convertiría en el elemento que aparezca detrás del centro delantero en el Mundial de Qatar 2022.

La necesidad de un 9 en Selección Mexicana

Todos estos problemas aumentan ante la falta de un 9 en la Selección Mexicana rumbo al Mundial de Qatar 2022. Raúl Jiménez y Rogelio Funes Mori, quienes eran los principales en la lista del técnico sudamericano, no se encuentran en la plenitud física que este quisiera a poco menos de 40 días para el inicio del torneo mundialista.

Ante tal situación, el Tata tendrá la obligación de escoger entre Henry Martín y Santiago, el Chaquito Giménez. Y si bien es una realidad que ambos han respondido tanto en el América como en el Feyenoord, la realidad es que ninguno cuenta con las virtudes técnicas y tácticas que el esquema de Gerardo plantea para su hombre gol. ¿Esto hará que el Tri se quede en la fase de grupos de la Copa del Mundo?