Argentina y Países Bajos protagonizaron el partido más pelado del certamen tanto adentro como afuera de cancha. Incluso antes y luego del encuentro se dijeron de todo. ¿Qué pasó?

El paso a semifinales de la selección argentina trajo alegría para los sudamericanos, tristeza para los europeos y mucha sorpresa para el resto del mundo. Porque fue un partido jugado a muerte. Casi literal. Se jugó con los dientes apretados. Ninguno quería perder, claro. Pero en cada disputa del balón había algo más. Fue vivido como un clásico.

Este encuentro significó el partido del Mundial Qatar 2022 con más infracciones con 48 (30 para Países Bajos y 18 para Argentina. Fue el encuentro con más tarjetas amarillas con 16 (ocho para cada lado). Incluso hasta tuvo un expulsado en la tanda de penales (Denzel Dumfries).

Llamó la atención ver a los jugadores pelear tanto, los suplentes queriendo pelear, los colaboradores a los gritos y hasta Messi, que jamás se peleó con nadie, enojado con el cuerpo técnico rival y algunos jugadores de Países Bajos.

Pero todo este paupérrimo escenario tiene un poco de historia previa.

Un día antes del partido, el entrenador neerlandés Louis van Gaal habló con la prensa y dejó algunas frases polémicas apuntando principalmente contra Messi. Dijo “Messi es su jugador más peligroso, pero no participa mucho en el juego cuando el adversario tiene la posesión. Ahí está nuestra oportunidad”.

Además, una de las más polémicas fue sobre que en los penales “ellos tendrían la ventaja”, minimizando a los futbolistas argentinos.

La pimienta la puso el entrenador previo al duelo cuando ningún argentino se había expresado antes.

Durante el partido, ya con las revoluciones a mil, los argentinos salieron a comerse a los rivales y el propio Messi salió a aclarar algunas cosas: “El 19 (Wout Weghorst) nos provocó desde que entró, nos chocaba, nos decía cosas y eso no es parte del fútbol, yo siempre respeto a todos el mundo y ellos no nos respetaron”.

Había muchas cosas contenidas antes de salir al campo que salió a la luz mientras la pelota rodaba. De esto está claro.

 

El partido de Messi contra todos

Partido
Messi y toda su bronca en un solo gesto. FOTO: Getty Images

Lionel Andrés Messi jugó un verdadero partidazo. Con gol de penal y una asistencia maravillosa más su gol en la tanda de penales, lo ubicaron como el mejor de la cancha. Pero no actuó como lo hace siempre. Esta vez el triunfo tenía una dedicatoria: Vaan Gaal y algunos jugadores.

Porque no le gustó todo lo que se dijo antes y durante el match. Por eso en el gol le dedicó un claro mensaje de “Topo Gigio” al entrenador rival.

Pero el 10 no se quedó en eso nada más. También fue, personalmente, a decirle al entrenador todo lo que no le gustó. Seedorf, que estaba pegado al DT no entendía nada.

Estaba enfurecido el astro del PSG.

En la zona mixta, también le dedicó una frase hiriente al jugador Wout Weghorts que lo estaba mirando: “¿Qué mirás, bobo?” le dijo completamente sacado.

Ante la mirada del periodista que no entendía nada, el desconocido Messi seguía con sus dardos picantes: “Van Gaal no fue respetuoso con nosotros. Él vende que juega bien al fútbol y metió pelotazos todo el tiempo”.

 

“Leo se sintió un poco tocado”

Partido
Scaloni no quiso entrar en polémicas y defendió a su 10. FOTO: Getty Images

En un clima de efervescencia, hubo uno que trató de poner paños fríos y ese fue Lionel Scaloni. El entrenador de la selección explicó que las frases previas “Hicieron que Leo (Messi) se sintiera un poco tocado. Pero no jugamos con uno menos cuando no teníamos la pelota. Messi demostró que es el mejor de todos los tiempos”.

No quiso entrar en mayores polémicas y al final manifestó: “Lo que hizo Países Bajos es lícito, se estaban quedando afuera del Mundial. No me meto con su estilo de juego, es algo que les estuvo dando resultados”.