Mauro Guevgeozián ha comenzado a lo grande con la UTC. Fuente: @mauroguev9

Tras un paso irregular por el fútbol argentino, Mauro Guevgeozián retornó a Perú en el mes de enero para unirse a las filas del Club Universidad Técnica Cajamarca. El uruguayo de raíces armenias, que vivió el mejor momento de su carrera en territorio Inca cuando vistió la camiseta del Alianza Lima, ha comenzado con el pie derecho la Liga 1 Apertura. En sus primeros cinco partidos con el club, el delantero lleva cuatro goles.

Para poner la guinda al pastel, hay que destacar que siempre que Guevgeozián marca, la UTC no pierde. Eso dicen al menos las primeras estadísticas del uruguayo con el equipo cajamarqueño, que actualmente marcha séptimo en la tabla del campeonato local. El ex Temperley pudo entonar por primera vez el grito sagrado en la tercera fecha con un gol a los once minutos que le permitió al club llevarse una victoria a domicilio frente al Real Garcilaso.

Guevgueozián pudo volver a marcar dos partidos después, nuevamente en el Estadio Héroes de San Ramón. Esta vez su víctima fue Melgar, que comenzó perdiendo luego de que el uruguayo definiera como mejor sabe un mano a mano con el arquero Cáceda. Sin embargo, el conjunto de Arquipa pudo igualar el marcador y ambos equipos acabaron repartiendo puntos.

La última y, hasta ahora, mejor actuación del ‘armenio’ llegó el pasado viernes. La UTC visitaba al Deportivo Llacuabamba (actualmente penúltimo en la tabla de clasificación) en un partido que, dada la delicada situación del rival, se antojaba algo más sencillo. Finalmente la historia fue otra y, con dos goles de Guevgeozián (uno desde el punto de penal), el equipo pudo rescatar laboriosamente un empate. Incluso pudo llevarse la victoria de no ser porque el propio delantero errara su segundo penal en el tramo final.

UN PASO GLORIOSO POR ALIANZA LIMA

Fuente: Depor

No cabe duda que Perú ha sido el mejor escenario para el internacional con Armenia. Luego de una corta y dura etapa en Libertad de Paraguay, Guevgeozián arribó a Lima en julio de 2013 cedido por Fénix, equipo que lo formó y en el que ha pasado gran parte de su carrera. Durante sus tres temporadas en las filas del club capitalino, el delantero uruguayo sacó a relucir su mejor versión y dejó goles para todos los gustos tanto con los pies como con la cabeza, sus dos principales armas en cancha.

Su gran rendimiento hizo que se ganara el cariño de la multitudinaria afición del club, con el que ganó el extinto Torneo del Inca en 2014 (siendo esta la primera de las dos ocasiones que el mismo se llegó a disputar). El ‘armenio’ regresó a Fénix en diciembre de 2015, habiendo dejado una huella imborrable en el equipo peruano, en el que cosechó 29 goles en 79 encuentros durante su exitosa estancia.

Ahora, un buen tiempo después, Guevgeozián intentará emular, o al menos acercarse lo más posible, al nivel que consiguió durante su primera etapa en Perú. Es verdad que la situación es otra, tanto por la edad del jugador (que ya cuenta con 33 años) como por el estatus de su actual club, más humilde que el Alianza Lima. Sin embargo, el uruguayo ha comenzado de la mejor manera y, si continúa por este carril, no cabe duda que volverá a llegar lejos.