Ya hablamos del furor que ocasionó el fichaje del delantero del momento, el uruguayo Darwin Núñez que aterrizó en Liverpool para afrontar la próxima temporada en uno de los clubes top del mundo. Club que ahora debe rearmar una delantera de viejas batallas, tres veces finalista de la Champions League pero que apenas ha logrado conquistar una. La llegada del ex Benfica no es el único movimiento que tendrán en este sector.

LIVERPOOL MUEVE SUS PIEZAS PARA AJUSTAR A DARWIN NÚÑEZ

Sin dudas que el uruguayo, tras haber sido el máximo goleador de la liga portuguesa y convertido seis goles en Champions League (uno de ellos a su nuevo equipo), será un fijo en el once inicial, o al menos se lo ganará a medida que transcurre la temporada. Ya vimos como la llegada de un Luís Díaz eléctrico tras la Copa América pasada, revolucionó el esquema de Klopp, que ahora se sigue adaptando a la sangre nueva. Pues hay noticias en cuanto a nuevos movimientos del mercado.

Mohamed Salah, el goleador de la Premier League pasada, seguramente se quede en el club, pero la figura que juega en la otra banda, tiene las maletas prontas para marcharse a Alemania. El Bayern tocó la puerta de Sadio Mané, y el senegalés parece que la abrió. Lo que se espera también, es conocer el futuro de Roberto Firmino, que cada vez pierde más protagonismo en el tridente de ataque, y con la llegada de Darwin Núñez, seguramente sea suplente.

De esta manera, aquella delantera Salah-Firmino-Mané que llegó a tres finales de Europa va quedando en el recuerdo, pero todo parece indicar que los nuevos jóvenes estarán a la altura.

PERDER LA FINAL ANTE EL REAL MADRID FUE UN GOLPE DURO

Pese a que la temporada igualmente fue maravillosa, el Liverpool apenas logró conquistar dos títulos de cuatro en disputa, ambos locales, mientras que la Premier League les quedó a una unidad y la final de Europa, a un gol. Final que se repitió como en 2018, pero el vencedor volvió a ser el mismo. Sobre esto, Rodrygo Goes recordó una anécdota en el podcast Cortes:

“Tengo que contar una anécdota divertida: cuando acabó la final de la Champions, hicimos un pasillo a los jugadores del Liverpool. Salah pasó desanimado y Modric, que estaba en el otro lado le saludó y le dijo: ‘Vale, vale, la próxima vez lo intentas de nuevo…'”, reconoció un Rodrygo que, además, insinuó que durante los entrenamientos se motivaban unos y otros con la figura del egipcio, sobre todo por las declaraciones que el propio jugador del Liverpool había realizado antes del gran partido de Saint Denis.

Para los Reds, fue un golpe duro haber sido el mejor equipo del mundo futbolísticamente la pasada temporada, pero cayeron ante uno que supo resurgir de sus cenizas partido tras partido.

Ahora, con un sabor casi amargo, el Liverpool enfrentará una nueva temporada con el objetivo de volver a conquistar todo eso en lo que se quedó a un paso.