En la segunda semifinal, hay dos titulares de Marruecos que nacieron en suelo galo pero que intentarán eliminarlos del Mundial Qatar 2022. Una interesante previa a un duelo que se palpita caliente.

Sin dudas Marruecos es la sorpresa en este campeonato. Su histórica llegada a semifinales la ubicaron en el centro de las miradas. El enfrentamiento va más allá de lo deportivo, ya que ambas selecciones son banderas de los movimientos migratorios y sus jugadores son resultado de la diversidad cultural.

Siendo la selección con más nacionalizados de la competencia, al partido más importante, la selección africana llega con algunos protagonistas que han nacido en suelo francés.

Encima no son dos jugadores más, sino que son habituales titulares de dicha selección: el extremo Sofiane Boufal más uno de los centrales y capitán: Romain Saïss. El 6 nació en Bourg-de-Péage y el delantero lo hizo en París.

Con edades similares (uno tiene 32 y el otro 29) sus respectivos inicios en el mundo del futbol los hicieron en clubes galos, pero se mantuvieron fuera del radar de la selección de aquel país. No obstante, ambos tienen la doble nacionalidad por sus padres, que fueron parte de los miles de marroquíes que llegaron como inmigrantes a suelo francés.

Romain Saïss debutó para Marruecos el 14 de noviembre de 2012 en un partido ante Ghana. Lleva disputados 71 partidos con dos goles.

En tanto Sofiane Boufal terminó vistiendo la camiseta africana el 26 de marzo de 2016. Había sido convocado en 2015 pero por una lesión no se dio la oportunidad. Desde que debutó a hoy, jugó 37 partidos y convirtió 6 goles.

Definitivamente va a ser un partido especial para ambos. Los ojos de todos estarán puestos allí. Pero ellos han tomado una decisión y se deben a los marroquíes. ¿Harán un gol en el partido? ¿Cómo se sentirán si llegan a eliminar a Francia?

 

El entrenador de Marruecos también es francés

Marruecos
Walid Regragui nació en Francia peroo se nacionalizó. FOTO: Getty Images

Si esta historia tiene dos “inlfiltrados”, también hay que agregar al entrenador de Marruecos. Walid Regragui nació en Corbeil-Essonnes en Francia, a pocos kilómetros de París). Aunque se crió y formó allí, decidió representar al país de sus padres, el cual visitaba en cada verano africano.

Por eso, primero fue jugador de la selección de Marruecos donde disputó 45 partidos entre 2001 y 2009. Lamentablemente no pudo clasificar a ninguna Copa del Mundo.

Luego llegó sorpresivamente al cargo de entrenador nacional a pocos meses de iniciar la competencia. Fue en agosto de este año. Hasta el momento lleva ocho encuentros dirigidos con seis derrotas y dos empates. Aún no conoce la derrota.

“Es mi segundo país y va a estar muy bien jugar contra ellos. Será increíble. Queremos hacer historia y poner a África en la cima del mundo venciendo a Francia que, para mí, es la mejor selección del mundial” dijo Regragui en conferencia de prensa previo al partido con su país de origen.