Enrique Esqueda, de jugar nueve partidos con México a probar suerte en la India

335
Fuente: Millenium Post

El pasado mes de septiembre se oficializó la llegada del mexicano Enrique Esqueda al fútbol hindú, específicamente al East Bengal FC; esto sucedió luego de probar suerte con el Arka Gdynia polaco, en donde únicamente cosechó dos goles en nueve partidos.

Con esta decisión, el atacante latinoamericano ha optado por probar un destino exótico más al emigrar a India, en busca de una oportunidad -tal vez la última-, para consolidarse en el fútbol profesional. Esto cobra relevancia dado que su llegada a tierras asiáticas lo convierte en el jugador más caro de la liga en cuestión, pues según datos del sitio especializado Transfermarkt, el nacido futbolísticamente en el Club América de México tiene una ficha que ronda los 500 mil euros.

Dicho esto, la I-League hindú se hace de los servicios de un atacante que, durante su debut y los primeros años de carrera profesional, se vislumbraba como una de las joyas mexicanas. Sin embargo, El Paleta (como le apodaron desde su estadía en fuerzas básicas) nunca pudo dar el ancho que se esperaba.

A lo largo de su carrera en México, Esqueda disputó 224 partidos y se hizo presente en el marcador en 39 ocasiones. Estos números lo llevaron a la selección nacional sub-23 que disputó el preolímpico de la CONCACAF y que, en teoría, la llevarían a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. No obstante, el combinado tricolor se quedó en la orilla del campeonato al no conseguir el ansiado boleto y crear, así, uno de los mayores fracasos en la historia del fútbol mexicano.

A razón de lo anterior, y en parte por una fascitis plantar que lo alejó de las canchas por más de nueve meses, el delantero que fuera campeón sub-17 en el 2005 nunca pudo igualar el nivel que mostró en el inicio de su etapa futbolística.

Ahora, con un nuevo inicio en East Bengal de La India, y con la responsabilidad de ser el jugador más caro de la Liga, El Paleta espera disfrutar de sus últimos años en el balompié profesional a un nivel digno de resaltar.