Reinaldo Rueda
Reinaldo Rueda y una misión compleja | Fuente: AFP

En 2003, en medio de una crisis deportiva, la Federación Colombiana de Fútbol destituyó a Francisco Maturana como entrenador de la selección. El encargado de apagar el incendió fue Reinaldo Rueda. El entrenador valluno tuvo la difícil misión de enderezar el camino de la ‘tricolor’ en la búsqueda de la clasificación al Mundial 2006.

Hace unos meses, Reinaldo fue llamado otra vez por los dirigentes colombianos. El incendió que quedó después del paso de Queiroz requería de alguien que le pusiera el pecho. El ‘Profe’ Rueda fue el designado. Su oportunidad como seleccionador nacional volvió a llegar en medio de un turbulento presente. Hoy, el DT se dispone a debutar, curiosamente, contra la misma selección que lo inauguró en 2004: Perú.

PUBLICIDAD

Perú: presencia recurrente para Reinaldo Rueda

Marzo de 2004

El equipo que recibió Rueda fue un combinado que venía con el animo caído. El proceso de Maturana había cosechado un punto de doce posibles. Sus chances estaban en peligro. La visita a Perú era el momento idóneo para levantar cabeza y reavivar las esperanzas. Además, era el primer partido competitivo que Reinaldo iba a dirigir como entrenador de la mayores. Anteriormente, había dirigido un amistoso ante Honduras y múltiples instancias con las selecciones juveniles.

El encuentro fue justo lo que pretendía ser: un salvavidas para una Colombia que se ahogaba. La selección cafetera, con Miguel Calero en portería, venció al equipo ‘inca’ por 0-2. Los goles fueron anotados por Freddy Grisales y Frankie Oviedo, dos de los cuatro mediocampistas alineados esa noche. Los dos restantes fueron Fabián Vargas y Juan Carlos Ramírez.

Las crónicas de la época recuerdan cómo el equipo de Reinaldo Rueda supo controlar el balón cuando tuvo que hacerlo. Y, también, cómo supo presionar y contragolpear al equipo peruano, aprovechando a un Juan Pablo Ángel que amenazaba la retaguardía rival.

Junio de 2021

Curiosamente, los destinos de Reinaldo, de Colombia y de Perú se vuelven a cruzar en un momento muy similar al de antaño. Hoy, la esperanza del pueblo colombiano está puesta en repetir la dosis que tuvo lugar en las Eliminatorias a la Copa del Mundo de Alemania. Un triunfo ante la Perú de Gareca parece lo único que mantendría vivas las posibilidades de clasificar al Mundial de 2022. El combinado peruano, nuevamente, abrirá la cuenta del DT vallecaucano en su intento por cumplir con la misión hacía Catar. Una misión que, en su primer ciclo y con destino a Alemania, no se pudo completar.