Antonio de Nigris: vida y obra de una estrella

El primer día del mes de abril de 1978, veía la luz en Monterrey, Nuevo León, Antonio de Nigris Guajardo (+), un hombre carismático, alegre y soñador que se convertiría en futbolista profesional y figura icónica del equipo de sus amores: El Club de fútbol Monterrey.

Toño, como le llamaban quienes más le quieren, inició su carrera en el mundo de los deportes practicando de manera destacada béisbol, fútbol americano y tenis a muy alto nivel llegando a participar en una temporada de Copa Davis. Sus condiciones atléticas y su cuerpo espigado le permitieron deslumbrar en la actividad física que se le ponía enfrente.

INICIOS EN EL FÚTBOL CON RAYADOS

Su carrera en el fútbol la inició con Rayados del Monterrey bajo la tutela de uno de los ex técnicos del Real Madrid que marcarían su carrera: El español Benito Floro.

Benito Floro y Antonio Denigris

Bajo el mando de Floro, De Nigris debutó un 6 de febrero del año 2000. Su estructura física, cabello largo y arrolladora empatía con la tribuna, rápidamente lo convirtieron en un referente para una afición que reclamaba ídolos y que encontró en el ‘Tano’ a un orgullo nativo de la región.

Centro delantero ‘9’ de área, rematador nato y con un juego aéreo poco común para el futbolista mexicano. Las características de Antonio Denigris como delantero fueron factor en su andar con Monterrey

LLAMADO A SELECCIÓN MEXICANA

En Monterrey, Antonio disputó apenas 65 partidos en los que logró anotar 37 goles que le fueron suficientes para ser considerado por la Selección Nacional de México en 2001 debutando ante Brasil donde puso un pase para gol y marcó su primer tanto como seleccionado. Una memorable volea que hasta el día de hoy es recordada como uno de los mejores goles en la historia del tricolor.

LEA TAMBIÉN:  Charlyn Corral, una futbolista para la historia
Antonio Denigirs con Selección Mexicana / Foto: goal.com

Dicha anotación marcaría el inicio de un viaje incansable. Denigris llamó la atención del equipo más influyente del fútbol mexicano, el Club América que no dudó en hacerse de sus servicios para el Apertura 2002, sin embargo este paso solo representaría una pequeña aduana para el paso más importante en la carrera del regiomontano.

EL SUEÑO EUROPEO

Apenas y completó la pretemporada del Apertura 2002 con América y disputó 3 partidos oficiales, cuando de nueva cuenta Benito Floro irrumpiría en la vida de Antonio para otorgarle un regalo más.

Floro lo pidió para el club que entonces dirigía, el Villarreal de la liga de España. Oferta que ni Antonio Denigris, ni el América pudieron rechazar efectuando así el inicio de un viaje que sería eterno. Nacía el trotamundos del fútbol.

Antonio Denigris con Villarreal / Foto: marca.com

En aquella edición del “Submarino Amarillo” dirigido por el técnico que años atrás le habría debutado en el Monterrey, destacaban nombres como los de Martín Palermo y el ‘Vasco’ Arruabarrena.

Con Villarreal las oportunidades fueron contadas y los goles apenas 2. Fue insostenible su permanencia como tripulación del submarino y encontró en el Polideportivo Ejido de la segunda división, el que para su aún joven carrera, sería su cuarto equipo.

TROTAMUNDOS

Tras abandonar la segunda división de España y hasta el resto de su carrera, Toño estuvo siempre persiguiendo el gusto por jugar, lo que le llevaría a situarse en los destinos más exóticos del mundo del fútbol.

  • 2004 – Once Caldas (Colombia) / Subcampeón copa Intercontinental
  • 2005 – Puebla F.C. (México)
  • 2005 – Pumas (México) / Subcampeón Copa Sudamericana
  • 2006 – Santos F.C. (Brasil) / Con Vanderlei Luxemburgo Ex D.T. de Real Madrid
  • 2007 – Gaziantespor (Turquía)
  • 2008 – Ankaraspor (Turquía)
  • 2008 – Ankaragucu (Turquía)
  • 2009 – AE Larissa (Grecia) / Último club
LEA TAMBIÉN:  Un joven combinado tricolor venció a Trinidad y Tobago

ÚLTIMA PARADA: GRECIA

El turbulento andar del tan querido futbolista mexicano tuvo como último destino el AE Larissa del futbol griego, donde el destino tenía preparado que fuese su último club. El 16 de noviembre de 2009 la muerte alcanzó a Antonio debido a una falla genética en el corazón. Padecimiento, del que se suponía, Denigris tenía conocimiento, pero que jamás le impidió hacer lo que más le llenaba: Jugar a la pelota.

Antonio Denigris con AE Larissa / Foto sujeta a derechos

Tras la fatídica noticia, rápidamente se levantaron altares al rededor del Estadio Alkazar y cientos de aficionados al AE Larissa se entregaron en muestras de amor y respeto al delantero mexicano. Fotografías, camisetas, flores, veladoras y demás ofrendas, pintaron de nostalgia el día de la partida de Toño.

ETERNO RECUERDO

Aldo Denigris / Foto El Informador

A Antonio le sobreviven sus padres, esposa, hijos y hermanos, entre ellos Aldo De Nigris, hoy exfutbolista  quien siguiera los pasos de Antonio y se convirtiera en uno de los delanteros históricos del equipo donde años atrás también hizo historia su hermano, Rayados del Monterrey.