Fuente: Clive Brunskill/Getty Images) ***

De a poco vuelve el fútbol aunque no en su totalidad, por eso es que seguimos pensando en el pasado. Miramos partidos viejos, hechos históricos del balompié y rememoramos a futbolistas de otras épocas. Es el caso de Mark González, el carrilero izquierdo fue uno de los mejores jugadores de la Selección Chilena y no en su mejor momento, sino antes de que esta ganara sus dos Copas de América. Además tuvo una amplia trayectoria en el ‘viejo continente’. Buscando información de él, nos enteramos de que se retiró hace poco, más precisamente a fines de noviembre del año pasado.

La carrera de Mark González

Fuente: Redgol

Llamativamente no nació en territorio trasandino, sino que lo hizo en Sudáfrica más precisamente en Durban. Esto fue producto de que su padre era un ex-futbolista que militaba en dicho país. Mark González se mantuvo en territorio sudafricano hasta los 10 años ya que posteriormente se iría a Chile.

Sus primeras armas las hizo en el Unión Santa Elena de Valparaíso, después fue escalando pasando por Santiago Wanderers, Everton y la Universidad Católica. En este último fue donde dio el salto a la élite europea.

Con 18 años debutó bajo el mando de Juvenal Olmos en el año 2002 con ‘Los Cruzados ‘y una temporada más tarde ganaría su primer título, la Liguilla Pre-Sudamericana. En dicha campaña marcó 10 goles, ya en aquel entonces se veían sus dotes técnicos, buena pegada y mucha proyección. El mismo entrenador fue quien en 2003 le dio la oportunidad de hacer su estreno en la Selección de Chile.

Desde U. Católica se marchó al fútbol europeo

Mark González está listo en Universidad Católica | | Fútbol Chileno
Fuente: Fútbol Chileno

En la segunda parte del año en 2004 se va vendido al Albacete en condición de jugador libre. Duró solo una campaña ya que su gran rendimiento (25 partidos y cinco goles) hizo que el Liverpool, vigente campeón de la UEFA Champions League se fijara en aquel entonces volante chileno. En mayo de 2005 sufrió la rotura de ligamentos cruzados antes de terminar la campaña y parecía que su ilusión por jugar en Anfield se esfumaría, sin embargo los Red’s confiaron en el trasandino.

Fue adquirido por 2.5 Millones de euros, pero no pudo obtener el permiso de trabajo para jugar allí, por lo que el Liverpool decidió cederlo a la Real Sociedad por seis meses. Allí en país vasco disputó 16 juegos convirtiendo cinco goles, siendo uno al Real Madrid en el empate 1-1 en el Santiago Bernabéu. Además el día de su estreno había anotado un tanto ante el Mallorca en el triunfo por 2-1.

Fuente: El País

Le llegó la hora en Inglaterra a Mark González, demoró pero por fín se dio el lujo de vestir la camiseta de uno de los conjuntos más grandes de Europa. Logró debutar por la Fase Previa de la UEFA Champions League, contra el Maccabi Haifa, entonando el grito sagrado que le dio el triunfo a los Red’s. Estuvo solo un año, jugó 36 veces y marcó en tres oportunidades. En 2007 fue vendido al Real Betis en 6 Millones de euros.

Volvió a España, el lugar que lo hizo conocido y le fue muy bien. Estuvo dos campañas con los andaluces, sumó 11 goles y siete asistencias en 46 partidos. Volvería a marcarle un gol al Real Madrid, solo que esta vez fue para vencerlo por 2-1 en el Benito Villamarín. Sus dos años fueron buenos aunque las lesiones fueron algo que detuvieron su progresión al igual que el descenso del conjunto bético, aun así fue transferido al CSKA Moscú por 6.5 Millones de euros.

CSKA Moscú, la casa europea de Mark González

El drama de Mark González en el CSKA de Moscú | Mundo D
Fuente: Mundo La Voz

En la capital rusa fue en el único lugar que realmente pudo quedarse bastante tiempo y sobretodo ganar títulos. Era el año 2009 y el chileno firmó contrato por cinco temporadas. Su primera temporada no fue el mejor, aunque la siguiente sería su año en Rusia ya que mejoraría sus números y marcaría goles importantes. En 2011 fue cuando conquistó su primer titulo en CSKA Moscú, ganarían la Copa de Rusia, Mark González jugaría solo dos partidos. No pudo jugar la final de la Copa ante Spartak Vladicáucaso por una lesión en la cadera, la misma le llevó 13 meses de recuperación.

Recién pudo volver a los terrenos de juego en el mes de julio de 2012 y cuando parecía que volvía a la normalidad tuvo otro infortunio que lo dejó otra temporada más sin jugar a finales de año. Ya en 2013 conseguiría la Copa y la Liga de Rusia, al igual que el torneo local en el año 2014. En toda su estadía en CSKA jugó solamente 69 veces, marcando 10 tantos y dando 13 pases de gol. Sin dudas que las lesiones fueron el karma del chileno en la ciudad moscovita.

Pegó la vuelta a Sudamérica para quedarse allí

Incluso rechazó ofertas de la A: Por qué Mark González eligió ...
Fuente: PhotoSport

Volvió al club que lo impulsó a Europa, primero como cedido y después con el pase en su poder. Las lesiones siguieron apareciendo en los dos años que estuvo en la Universidad Católica y posteriormente firmó con Sport Recife de Brasil, equipo con el que duró seis meses y tuvo que rescindir por los constantes problemas físicos. Dos meses más tarde fichó por Colo Colo, pero estuvo solo un semestre y quedó libre.

Tras estar casi un año sin equipo firmó con Magallanes, conjunto con el que se mantuvo una temporada. En noviembre del 2019 decidió colgar las botas tras 399 presencias y 74 goles.

Los números de Mark González en la Selección Chilena
Universidad Católica | "Hubo un gran esfuerzo por contar con Mark ...
Fuente: Andrés Piña/Photosport

Como mencionamos antes debutó en 2003 bajo el mando de Juvenal Olmos. Fue parte de la Copa América 2004, 2007 y 2016, además hizo lo propio en la Copa del Mundo de Alemania 2010  y 2014. En el certamen continental del año 2016 su país fue campeón teniendolo a ‘Speedy’ en el plantel. El mismo ingreso en la nómina por el infortunio de Matías Fernández En total con ‘La Roja’ jugó 56 veces, marcando seis goles. Su última vez con la elástica trasandina fue en las semifinales de la Copa América Centenario ante Colombia cuando entró a falta de dos minutos para el epílogo.