Independiente
Fuente: Scoopnest

Cuando Independiente volvía a una nueva normalidad, una demanda más sacudió de al club, nuevamente un extranjero trae los problemas. Defensor Sporting reclama un dinero después de que FIFA falló a favor del equipo de Montevideo por el pase de Carlos Benavídez.

Una más y van…

‘Carlangas’ llegó en el 2018, a pedido de Ariel Holan. Una promesa del país vecino que una lesión ligamentaria y las pocas chances de los técnicos que prosiguieron a Holan lo alejaron a Benavídez del primer equipo. Tuvo pocas chances para demostrar sus habilidades.

2.500.000 dólares desembolsó el ‘Rojo’ por el 60% del pase. Desde el año, que llegó a Avellaneda, empezaron los reclamos. Ya es la tercera vez que los ‘Orientales’ piden, básicamente, que Independiente pague lo que tengo que pagar. Elevaron sus quejas al TAS y a FIFA, ambos fallaron a favor del equipo ‘Violeta’.

La primera fue por 1.500.000 dólares más un 5% de intereses por la tardanza del pago. La segunda, en septiembre de este año, 192.000 dólares. En medio de todo este pleito económico, Benavídez reclamó un sueldo y se presentó a entrenar con un escribano para constatar que fue a las prácticas. La tercera, no es la vencida, pero es la más fuerte que recibió el equipo que dirige Lucas Pusineri. 98.000 dólares fue la presentación que hizo el conjunto uruguayo.

Cristian Chávez firmó en Defensor Sporting - Todas las noticias de  Independiente | Soy Del Rojo
Fuente: Defensor Sporting

La última demanda se basa en que el ‘Rey de Copas’ tiene hasta el 21 de octubre para apelar frente al tribunal o girar el dinero para que no se quede con tres temporadas sin incorporar futbolistas. La dirigencia roja solicitó un plazo hasta fin de año para abonar el millón y medio de dólares. Confían que se pueden ablandar las tensiones entre los clubes, ya que, hace poco Cristian Chávez, pasó al ex equipo de Benavídez, a modo de préstamo sin cargo ni opción de compra. Desde Independiente son optimistas que se solucionarán las cuestiones, mientras tanto el volante de 22 años lucha por entrar en la consideración de Pusineri y demostrar que está a la altura de un club grande de Argentina.