Gastón Silva
Fuente. Independiente

Gastón Silva fue presentado como nuevo jugador de la SD Huesca. El uruguayo estaba en su país después de declararse jugador libre de Independiente por falta de pago. En medio de una pelea legal, le sumó un problema enorme al conjunto español que deberá pagar una cifra muy alta.

La relación desgastada de Gastón Silva con Independiente

Primero fue la forma en cómo llegó a Independiente. Silva era jugador del Torino de Italia, tenía un pre contrato para llegar al Pumas de México. A días de viajar a Centroamérica, apareció la posibilidad de emigrar para Argentina. Así llegó Silva como nuevo refuerzo del ‘Rojo’ en 2017.

PUBLICIDAD

Esa maniobra fue llevada al TAS. Donde se determinó que Independiente debía abonarle a los dos equipos una multa al conjunto mexicano y al italiano. Este año pagó 360.000 dólares al cuadro ‘Universitario’ pero tiene una deuda de 1.600.000 dólares con el Europeo.

En tres años el salteño fue parte del plantel que ganó la Copa Sudamericana en 2017 y la Suruga Bank en 2018. Este año Silva decidió demandar al ‘Rojo’ por falta de pago, como hicieron varios compañeros como Martín Campaña, Fernando Gaibor, Carlos Benavídez y Cecilio Domínguez. Llevó su reclamo a FIFA y se declaró jugador libre. Lanzó un comunicado acusando a al dirigencia del Independiente de “terrorismo de mercado” por la demanda millonaria que se la aplica al futbolista y al club que quiera los servicios de él.

Huesca encendió las alarmas en Avellaneda. El recién ascendido a La Liga hizo oficial la contratación del uruguayo. Ahora la respuesta desde el ‘Rey de Copas’ fue demandar al club español por 8.000.000 dólares y la prohibición de incorporar jugadores por dos mercados de pases. Gastón Silva le presentó inconvenientes a su ex-equipo y a su posible segundo club en España, ya que jugó en Granada en la temporada 2015/16.