El director deportivo de River Plate confirma el interés en Matías Arezo

Matías Arezo, River Plate, Atlético de Madrid, Uruguay
Leo Rumbo, director deportivo de River Plate, confirma a diario AS el interés del Atlético de Madrid

Siguen revelándose pistas del posible desembarco de Matías Arezo, delantero de River Plate, en el fútbol europeo. Distintas informaciones apuntan a que es el Atlético de Madrid el mejor posicionado para hacerse con su pase, aunque “el nuevo Luis Suárez” podría seguir un año más en Uruguay, concretamente, cedido en Peñarol.

Jorge García, periodista del Diario AS, ha conversado con Leo Rumbo, director deportivo del conjunto que entrena Gustavo Díaz. Este último ha confirmado el interés rojiblando por la perla uruguaya, aunque desvela que “hay varios interesados”.

En el diálogo con el reconocido periódico español, el directivo señala que, en el caso de tener que quedarse a préstamo en algún club del campeonato uruguayo, “lo ideal sería que se quedara en River mientras tenga que esperar un determinado tiempo para poder viajar”.

Rumbo incide en que Arezo “tiene una proyección notable. Acaba de cumplir 18 años y hemos tenido consultas por él de todos lados“. No obstante, considera que la opción del Atlético de Madrid es positiva para su desarrollo: “Si firma allí, se dan todos los condicionantes: tienen muy buenos profesionales que conocemos…”, apunta el directivo.

¿Matías Arezo, el sucesor de Suárez y Cavani?

Matías Arezo, que ya ha sido convocado por Tabárez con la Celeste, apunta a ser el sucesor de los veteranos Luis Suárez y Cavani. “Es un jugador potente, definidor. Es un estilo Luis Suárez. Tiene muy buena pegada y sabe moverse muy bien en el área”, desgrana el director deportivo al talentoso delantero.

De llegar al elenco que dirige Diego Pablo Simeone, coincidiría con el mismo Luis Suárez, y sus también compatriotas Giménez y Torreira, aunque este último ya ha manifestado su interés de recalar en Boca Juniors cuando termine la temporada.

Al parecer, se está negociando un traspaso y no habrá pago de la cláusula de rescisión. Se valora una cifra cercana a los 20 millones de euros.