Jonathan Sabbatini Lugano FC
Fuente: Imago

Comenzamos este nuevo ciclo de entrevistas y en esta oportunidad, tuvimos el agrado de charlar con el capitán del Lugano FC Jonathan Sabbatini. El uruguayo está en su novena temporada en el club suizo y lucha por volver a jugar la UEFA Europa League.

En esta charla de fútbol bastante extensa, se hablaron más de los aspectos fuera de la cancha del futbolista, que de lo que hacen solo dentro del campo de juego.

Jonathan Sabbatini, capitán y futbolista del Lugano FC desde 2012

P: ¿Cómo esta Suiza en general?

R: Mejor, la situación está más controlada, bajaron bastante los casos. De a poco empiezan a abrir los negocios. Creo que va a ser difícil volver a la “vieja normalidad”.

P: ¿Cómo es jugar sin público?

Fuente: Imago

R: La falta de público le hace mal al espectáculo. Los futbolistas jugamos porque nos apasiona, pero desde chico pensamos en jugar con público. En su momento se jugó con algo de gente, pero después del segundo rebrote se volvió a cero. Solo hay dirigentes y algún jugador que no esté citado. A mí me pasó el otro día, pero me tuve que controlar aunque fui un hincha más.

P: En la última charla que tuvimos me habías contado que tuviste la gripe H1N1… además, hace poco contrajiste COVID-19, ¿Cómo transitaste la enfermedad?

R: Es complejo, los doctores del club no comprenden la forma de contagio. Fuimos varios que nos contagiamos, a mí me pasó porque mi mujer se contagió y era imposible que no me pasara. Ella estuvo cansada, con dolores y con pérdida de olfato. Yo estuve mal de verdad, perdí entre cuatro y cinco kilos, fueron siete días de síntomas con fiebre alta. Tuve mareos, vómitos, dolores de cabeza, estuve a punto de pedir que me internen. No comía nada. Sin embargo, hay otros compañeros que no la pasaron así. Volví a jugar y me desgarré a la semana, el cuerpo me pidió un parate.

P: ¿Cómo está la situación de la vacuna?

R: Acá han tenido los mismos problemas con las vacunas que Uruguay. Solo se ha vacunado el 3% de 8 Millones.

P: Hace unas semanas sucedió la desgracia del fallecimiento de Santiago ‘Morro García por una situación que ya sabemos… ¿Qué tan malas son las redes sociales, comunicación, etc.?

R: Es difícil darse cuenta. Muchas veces se puede ver a alguien “bajoneado”, pero nadie se imagina algo como lo que le sucedió a Santiago ‘Morro’ García. Sin dudas que hubo algún problema que no le dieron una mano, seguramente cuando pidió ayuda no lo vieron. Nunca sabes si es algo del momento o depresión. Las redes sociales son complicadas, la gente es libre de decir lo que piensa, pero es duro estar de este lado. Habría que pensar como reaccionaría uno en su trabajo si todo el mundo mirara a esa persona hacerlo todos los días.

Sabbatini Lugano
Fuente: Imago

Yo como capitán, con los jóvenes, trato de ser equilibrado “cuando ganas no sos el mejor, pero cuando perdés, tampoco sos el peor”. A muchos les gustaría ser Messi o Cristiano Ronaldo, pero hay muchos que no están preparados para tener una vida así, la gran mayoría no están preparados para jugar en equipos grandes.

En Lugano perdimos cinco partidos, tres contra equipos importantes y ya dicen que estamos mal, pero estamos quintos, a cuatro puntos del segundo. Son partidos de fútbol, no se está terminando el mundo.

P: El jugador debería estar preparado para las situaciones de presión, fracaso, etc. ¿Qué pensás al respecto?

R: A veces te puede ayudar en algo, pero los hinchas son más que un Mental Coach y 25 compañeros. Nosotros a veces tenemos culpa y es porque nos inflan los simpatizantes y nos creemos más. Acá en Lugano me puedo tomar el ómnibus tranquilo y nadie te molesta.

P: ¿Hay que aprovechar la chance de cambiar de club cuando se te presenta?

R: El fútbol es muy rápido, a mí con 15 años me fueron a buscar de San Lorenzo y mis padres no me dejaron. Después, debuté en Paysandú FC y me salió bien. Entrené en la U17 con Damián Suárez, Gary Kagelmacher pero no me eligieron por ser muy chico, pero ahí estuvo mi familia apoyándome siempre. Me tocó irme a la MLS y tenía todo arreglado para jugar con LA Galaxy de Beckham y Donovan pero me vine a Uruguay por la VISA y se cayó mi pase. Aún así, estuve en Liverpool, si no estás fuerte mentalmente no es fácil.

Mi hijo juega en la escuelita del Lugano y ya dicen que le ven cosas mías, pero a mí lo que me importa es que se divierta. Un compañero de él va todos los días y es como cuando estás en primera. Por ejemplo, yo de chico pensaba que era jugar y listo, pero cuando te convertís en futbolista, ni los empates te sirven.

P: ¿Cuántos futbolistas no llegaron y son fenómenos en el fútbol no profesional?

R: Muchísimos, pero para ser jugador no precisas solamente ser bueno técnicamente.

P: ¿Pensás que cada vez estamos más lejos de los futbolistas europeos?

R: Estamos lejos porque ellos evolucionaron física y tácticamente, algo que hoy es fundamental. Se perdió el juego como en el “campito” porque desde chico te dicen que juegues a dos toques. Antes te decían que te salieras del libreto.

P: ¿Desapareció el número “10”?

Sabbatini Lugano
Fuente: Imago

R: Yo hoy por hoy corro 12 km por partido, pero antes corría a la cortita y me encargaba en el último cuarto de cancha. Hoy soy un “5”, tengo que marcar y dar la pelota.

P: ¿Qué pensás de los datos hoy en día?

R: A mi modo de ver, los números son importantes porque el fútbol va evolucionando y se está jugando mucho. En el club se han enfocado más en el físico que en el balón, yo soy de los que piensan es que esto no se puede perder, lo principal del fútbol es la pelota. Hoy prefieren levantar más pesas y trabajar menos la técnica de un pase.

Muchas veces en Uruguay decimos que nos ganó un club que no nos conoce, pero nosotros no damos ese paso para adelante para mejorar. Ellos nos estudian, es el caso de clubes como Independiente del Valle.

P: ¿Te gusta lo que hacen equipos como Torque?

R: Sí, me gusta. Los equipos grandes han tenido buena economía pero no han podido hacer la diferencia afuera. No es casualidad que desde el exterior vengan a buscar nuestra materia prima.

P: Hay una fuga de talentos constante y muy pocos son los que vuelven, el caso de Rochet es una excepción a la regla, ¿los europeos te ven distinto cuando volvés a Sudamérica?

R: A mí me gusta analizar, me gusta ver el fútbol de esa manera. Siempre veo a los jugadores que vuelven, a mí me encantaría volver pese a que jugué en Paysandú pero estar en Primera sería algo lindo. Los que vuelven de Europa hacen la diferencia en el corto plazo y después se adaptan en una especie de “burbuja” y ya no salen de ella.

P: ¿El fútbol son momentos?

Fuente: Imago

R: Sin dudas, eso muchas veces no lo entiende la gente porque son hinchas. Pero hay jugadores para ciertos momentos determinados del juego.

P: ¿Qué identificación tiene Boca en Paysandú?

R: El club en el que jugué yo, Estudiantil Sanducero, tiene el mismo tipo de camiseta porque Boca las donó y así se fundó el club. Además, nosotros en el litoral, consumimos mucho la televisión argentina en comparación a Montevideo. Nosotros mirábamos muchísimo fútbol de allá.

P: Es complicado conseguir información del fútbol suizo, ¿Por qué?

R: GOL TV era quien transmitía antes los partidos, pero han trancado mucho las vías de comunicación para el exterior. Sé lo he dicho mucho a los periodistas de acá, pero las órdenes son de arriba me dicen ellos.

P: ¿Sos de ver el fútbol uruguayo?

R: Sí, siempre que puedo me pongo a verlo.

P: ¿Tenés ganas de volver?

R: Sí, sin dudas, pero tengo contrato por año y medio más. Tuve ofertas de otros equipos de acá, pero soy hincha del Lugano FC. Tengo afecto y tranquilidad.

P: ¿Por qué los uruguayos eligen Suiza?

R: Acá en Lugano hay muchos uruguayos viviendo acá, no solo futbolistas, sino también gente común. Hay una señora acá que tiene los espejos y el techo revestidos de Uruguay.

P: ¿Qué te da suiza como país? ¿Estabilidad, tranquilidad, seguridad?

R: Por lo que conocí, visite varios países de vacaciones y como Suiza no sé si hay otro en seguridad como ellos. El otro día con mi señora nos olvidamos los monopatines en el supermercado y nos dimos cuenta a la media hora, cuando volvimos seguían ahí.

P: ¿Es verdad que en Lugano pensaban que eras italiano?

Jonathan Sabbatini es pieza fundamental en FC Lugano | Balón Latino
Fuente: Lugano FC

R: Sí, tuve que pedir que cambiaran la bandera porque tenía el pasaporte italiano. Los compañeros y rivales pensaban que era italiano y no uruguayo.

P: ¿Siempre con el mate bajo el brazo?

R: Sí, siempre, hay varios que toman mate conmigo como Fabio D’Aprela y el húngaro Ákos Kecskés. Antes, otro suizo como Di Gregorio se acostumbró también.

P: ¿Es difícil conseguir yerba mate?

R: No, hay muchos supermercados latinoamericanos y te facilitan mucho tanto la yerba como el dulce de leche.

P: ¿A qué jugador del fútbol uruguayo ves en Europa?

R: Me gusta mucho Emiliano Martínez. Uno que es una sorpresa es Matías Ocampo de Defensor. Por último, Matías Arezo, es un jugador que se merece dar el salto al exterior. Igual para mí, el mejor del medio es Facundo Torres, tiene todo.

Hay algo raro y es que hay futbolistas que destacan en el medio y afuera puede que no. Otros como Darwin Núñez no la rompieron toda, pero afuera hizo destrozos. El fútbol son momentos.