El defensor brasileño, Dani Alves, está pasando un gran momento en Qatar con su selección. A los 39 años, el jugador está muy vigente y buscará alcanzar otras marcas. ¿Nace una leyenda?           

La historia del brasileño con el fútbol es digna de una película. El lateral derecho, de por sí, es el jugador más campeón de la historia del fútbol, ha roto una gran marca en Qatar y sigue escribiendo su hermosa trayectoria pulverizando récords. A sus 43 títulos obtenidos, hay que agregarle que, cuando ingresó ante Corea del Sur por los Octavos de Final, se convirtió en el segundo jugador con más partidos disputados con la camiseta de la verdeamarela. Alcanzó los 126 encuentros superando por uno a Roberto Carlos. Toda una gran marca teniendo en cuenta que en la cima se encuentra otra leyenda: Cafú con 146 partidos.

Otro motivo para celebrar es que, ahora también es el jugador más longevo en jugar un partido de Copa del Mundo con la camiseta de Brasil a sus 39 años y 210 días.

La mancha en su carrera mundialista es que no ha podido disputar todos los mundiales posibles desde su debut profesional. Con el de Qatar 2022 sumó apenas su tercera convocatoria, pues antes solamente fue considerado para el de Sudáfrica 2010 y el de Brasil 2014. Porque en Rusia 2018, el entrenador Dunga no lo convocó para formar parte de la delegación.

“Ha sido un día de sensaciones. Poder estar aquí con esta edad, aportando, dice del respeto que yo le tengo a esta profesión” dijo Dani luego de superar el récord.

Es que el jugador llegó a Qatar rodeado de muchas dudas por parte afición quien consideraba que no estaba teniendo “un buen presente” en México como para ir al mundial Qatar 2022.

Sin dramatizar, el jugador récord se manifestó al respecto así: “En cada convocatoria de Brasil siempre hay discusiones para quién va. Yo me centro en hacer el trabajo. No podemos agradar a todo el mundo. Nunca fue así y no lo va a ser ahora”.

 

La carrera de Alves en Brasil

Alves
Este fue su primer gol con Brasil allá por 2007. FOTO: Getty Images

“No importa qué torneo es, si es un amistoso o un Mundial, representar a mi país, es algo que me hace muy orgulloso. Poder cerrar el círculo jugando una Copa del Mundo me hace muy feliz”, dijo Dani Alves en conferencia de prensa. Y lo demostró con creces.

Después de disputar más de 14 partidos en las selecciones menores, debutó con la selección mayor de Brasil el 7 de octubre de 2006, en un partido amistoso frente a Kuwait donde ingresó en el minuto 59 en lugar de Maicon. El encuentro terminó 4 a 0 para los sudamericanos.

Su primer gol con el seleccionado se lo hizo a Argentina en la final de la Copa América 2007 Nunca fue campeón del mundo con Brasil, pero sí consiguió dos Copas Confederaciones (2007 y 2013), un juego olímpico (2020) y dos Copas Américas (2007 y 2009).

En total lleva 126 partidos, con 8 goles y 19 asistencias.

Tité, entrenador de Brasil, había justificado su convocatoria diciendo: “El criterio para elegir a Daniel Alves fue el mismo criterio que utilizamos para todos, el de premiar la calidad técnica e individual, el aspecto físico y el aspecto mental. Y fue escogido de la misma forma que los otros”.