La selección de Croacia finalizó tercera en el mundial Qatar 2022 y, por segundo mundial consecutivo, está en el podio. Para ser una selección bastante nueva, es admirable su papel internacional.

Croacia se independizó en 1990 y recién allí pudo dedicarse a participar en competencias deportivas bajo el nombre que se la conoce actualmente. Con sólo 32 años de competencia futbolística, la selección de los cuadros sigue escribiendo una historia más que apasionante.

A mediados de 1992, el equipo balcánico se unió a la FIFA y a la UEFA. A partir de allí empezó a formarse para competir. No disputaron las eliminatorias para USA 1994 pero luego de dicha competencia ya empezaron a presentarse como selección. Primero lo hizo en la Eurocopa 1996 donde realizó una destacada actuación tras quedar eliminada en los cuartos de final del torneo.

Su primer mundial fue en Francia 1998 que clasificó luego de salir segundo en el Grupo 1 detrás de Dinamarca y ganarle el repechaje a Ucrania. En su primer mundial ya ganó su primera medalla: perdió en semifinales con Francia y vence a Holanda en el partido por el bronce. Histórico.

En los siguientes dos mundiales pudo clasificar, pero no hacer un buen papel. En Japón-Corea 2002 quedó eliminado en fase de grupos y en Alemania 2006 corrió con la misma suerte.

Por un punto se quedó afuera de la clasificación para Sudáfrica 2010. Ahí aprovechó para reformular su selección y hacer el cambio generacional.

Y fue un éxito porque llegaron jugadores como Luka Modrić, Ivan Rakitić, Ivan Perišić, Andrej Kramaric entre otros que consolidaron al país como una selección habitual en los mundiales.

En 2014, en Brasil, quedó afuera en primera ronda, pero para los últimos dos mundiales consiguió ser subcampeón en Rusia y Tercero en Qatar. Un verdadero crecimiento de esta selección coronada con tres medallas en seis mundiales.

 

Luka Modric, el héroe de Croacia

Croacia
Luka Modric fue clave en todos los éxitos de Croacia. FOTO: Getty Images

El mediocampista del Real Madrid, a sus 37 años, ha llevado a su selección a lo más alto de su historia. Porque en dos de sus tres medallas, tenían a Modric en el campo de juego. En Rusia, disputó la final del mundo ante Francia. Incluso fue elegido el mejor jugador del torneo y se llevó el balón de oro. En el actual, es el cuarto jugador que más minutos disputó del plantel (con 656 minutos) y cumplió con el rol de hacer jugar a sus compañeros.

Respecto al tercer puesto obtenido, Luka dijo lo siguiente: “Significa mucho para nosotros, porque ganar dos medallas en dos mundiales seguidos es algo muy importante y grande para Croacia. Ya no se puede hablar de Croacia como un equipo que hace algo cada 20 años. Hemos puesto al país en el mapa de grandes equipos y estamos muy contentos”.

Y el interrogante pasa por saber si seguirá vistiendo los colores de su selección en el futuro. Y el propio 10 ha asegurado que seguirá con Croacia, al menos hasta la próxima UEFA Nations League.

El conjunto croata vuelve a jugar el 28 de marzo de 2023 por la segunda fecha de la Nations League ante Turquía en condición de visitante.