Claudio Palma y el relato de Chile campeón

Se cumplieron ya siete años de aquella primera conquista para las vitrinas de la selección de Chile, que se coronó como el campeón de la Copa América y el relato mítico lo puso Claudio Palma. Sin dudas que es incluso el momento más histórico de la Roja, luego de que Alexis Sánchez le convirtiera el penal definitorio a la Argentina de Messi. En aquella ocasión, supieron vencer también a quien era hasta 2021 el rey de América, la selección uruguaya.

En entrevista, el relator recordó la emoción de aquella transmisión.

CLAUDIO PALMA Y EL RELATO DE CAMPEÓN

Todos recordamos su discurso post relato: “yo no vibro con la ópera, no lo niego, yo no vibro con la pintura ni con la música clásica, yo vibro con ustedes, con el futbol, yo vibro con esta Roja“. En charla con RedGol de Chile, dio detalles sobre la jornada: “La gente lo vivió con mucho nerviosismo, tensión. Los que somos de generaciones más antiguas sabemos que se nos quemó el pan entrando al horno. Y la verdad es que fue un partido muy complicado, parejo, Argentina nos pudo ganar, pero nosotros también tuvimos opciones“.

Ya recordando lo que fue el relato de gol, dijo lo siguiente: “a uno le cuesta abstraerse de los nervios, de tener algo que no habíamos conseguido nunca y la verdad es que me causa gracia el ‘le pegóoo', nadie pensaba que la iba a picar Alexis (…) en la calle me recuerdan el “'le pegóooo' y eso a uno lo marca. Pero no siempre los mejores triunfos están ligados a mejores relatos. Uno como relator en televisión debe marcar el gol, hacer la bajada y salir antes de la primera repetición, pero ahí me extendí porque fue un momento de júbilo y explosión“, añade Palma.

Admitió un detalle sobre el grito de gol: “Ese texto del relato tiene que ver con un libro de Renato González, Míster Huifa, la semana antes de la final que me la regala el guardia. En sus memorias decía que vibraba con el boxeo, cuando un boxeador se debatía en la muerte“.

SU AMOR POR EL FÚTBOL VA MÁS ALLÁ

Su vida se debe a este deporte: “Como dicen los intelectuales, yo vibro con 22 tipos corriendo detrás de una pelota. No sé si será bueno o malo, pero me puse en el sentido común de la gente que ama el fútbol en general, que no va a la ópera ni ve pintura. Eso a uno lo marca, acompañar con la voz los triunfos de Chile“, confesó aunque luego sus palabras tuvieron consecuencias:  “A la larga es contradictorio, pues en algún momento Claro, el auspiciador, compró ese relato y salieron algunos diputados o directores de centros culturales diciendo que yo fomentaba que la gente no consumiera cultura“.

Pero finalmente, quedó en la nada: “Fue anecdótico porque después conocí un pintor y me decía que yo no podía decir que no me gustaba la pintura. Pero es lo lindo, se recuerda como el gol de Yáñez a Paraguay, con el ‘Yáñez, Yáñez, Yáñez…' de Carcuro. Nunca me colgué de los triunfos de la Selección, pero tuve la fortuna de estar ahí y fue algo muy especial“, agrega Palma.

 

Federico Rodríguez

Federico Rodríguez