El volante ofensivo chileno terminó contrato con el Altay SK de Turquía y se encuentra libre. En este momento, se plantea descansar para luego encargarse de su futuro, pero declaró que quiere volver a Chile. Aunque no han habido contactos, en el cercano mercado de transferencias que se viene, César Pinares se ilusiona con vestir la camiseta de la Católica, como ya lo hizo en el pasado.

CÉSAR PINARES QUEDÓ LIBRE Y QUIERE VOLVER A LA CATÓLICA

Para el medio La Tercera, el volante de 30 años dio una entrevista donde habló sobre su presente y lo que le espera en el fútbol. No dejó pasar la oportunidad para hablar del histórico tetracampeonato que el equipo le remontó a Colo Colo el año pasado: “Fue un campeonato bueno y para la Católica fue muy lindo por esa remontada histórica que tuvieron. Fue un buen espectáculo para el fútbol y para el público, porque dos equipos grandes de Chile pelearon hasta el final“.

Pese a haber nacido futbolísticamente en el ‘Cacique', contó que sigue al detalle el Campeonato Nacional, y la importancia de la competitividad hasta el final de cada edición: “Para la gente que lo ve de afuera es llamativo, porque en los otros torneos la Católica había arrasado. Ahora fue más entretenido. Siempre estoy pendiente del fútbol chileno, especialmente, de mis ex compañeros, porque uno hace amistades y quiere que les vaya bien“.

LA CATÓLICA NO ESTÁ TENIENDO UN BUEN PRESENTE

También el futbolista hizo alusión al mal momento del equipo: “Mirándolo desde afuera, porque no tengo idea de la interna, me sorprende, porque Católica siempre estaba arriba y uno se acostumbra a eso. Cuando vi un par de partidos vi que jugaban bien y que había funcionamiento, pero había cosas por mejorar“.

Pero afirmó también la confianza que le tiene a Ariel Holan apra superar estos momentos complicados: “Cuando los resultados no salen, todo empieza a verse malo y negativo, pero este equipo tiene ese ADN del fútbol. Holan lo dijo el otro día: no se les va a olvidar jugar. El ADN está y creo que van a salir adelante. Primero, porque llegó Ariel, que ya trabajó con ellos y conoce a la gran mayoría. Además, ya tienen la experiencia del año pasado, de esa remontada que tuvieron. Son jugadores de experiencia, que ganaron cuatro torneos seguidos. Saben que pueden remontar y todavía están a tiempo“.

¿TIENE CHANCES DE VOLVER A LA CATÓLICA?

Todavía no hubo contactos por él y el propio jugador manifestó estar descansando: “No sé qué podría decir, porque por ahora el teléfono está en modo avión… Estoy descansando. Hace mucho tiempo que no descansaba. Desde que llegó Ariel a la Católica, en 2019, que no tengo vacaciones. Esas fueron las últimas que tuve, cuando se fue Quinteros. De ahí me fui a Brasil, donde estaban en pleno campeonato; después a Turquía, cuando estaban recién empezando el torneo. Entonces, son más de dos años y medio que no he podido descansar.

Lo cierto, es que el equipo chileno necesita refuerzos de calidad.