Carlos Raposo, el futbolista que nunca jugó

Carlos Raposo, a quién apodaron “El Kaiser” (por su parecido físico con Franz Beckenbauer) durante su carrera, es un “ex futbolista” brasileño que nació en 1963. Con el tiempo, fue conocido como el “futbolista de farsa” porque recorrió el mundo como jugador profesional, pero no jugó nunca y fingía lesiones. Carlos Henrique Raposo actualmente es entrenador personal y una vez dijo: “No me arrepiento de nada. Los clubes engañan mucho a los futbolistas. Alguno tenía que vengarse de ellos”. ¿Cómo hizo para fingir durante más de 20 años? Todo lo que necesitas saber, a continuación.

Te podría interesar: La diferencia de Manchester City es abismal: Ederson y Julián Álvarez superan el valor de toda la plantilla de Fluminense

Los clubes de Brasil que “disfrutaron” de su magía

Botafogo, Flamengo, Bangú, Fluminense, Vasco da Gama y América FC son los equipos brasileños que “disfrutaron” de Carlos Raposo. En cada entrenamiento físico, quienes lo vieron jugar, era el mejor lejos. Pero, con la pelota en los pies, era extremadamente limitado. De los peores, para no decir que era el peor. Más allá de ello, todos los entrenadores lo tenían en cuenta.

Carlos Henrique Raposo, Flamengo, Bangú, Fluminense, Botafogo, Puebla, Ajaccio,
Fuente: Goal

No obstante, Raposo siempre que veía que iba a jugar de titular, a falta de 20 minutos de que termine el entrenamiento, fingía lesiones. Y si en los estudios médicos salía que no tenía nada, inventaba desgracias familiares para evitar jugar. Sin embargo, como toda mentira o farsa, hay un momento en que se descubre. Al menos, la mayoría de las veces ocurre ello. Pero, Carlos Raposo siempre estuvo un paso adelante de todos. En un partido del Bangú, el entrenador lo mandó a calentar y en vez de fingir una lesión, no tuvo mejor idea que saltar a la tribuna y comenzar a golpear a los fanáticos de su propio equipo. Obviamente, vio la tarjeta roja y no pudo ingresar.

En el vestuario, el dueño del equipo le pidió explicaciones y Raposo, muy inteligente, le dijo: “Te estaban insultando, decían que eras un ladrón. Vos sos un padre para mí y yo no lo iba a permitir”, según contó en propio “Kaiser” en varias entrevistas. Castor De Andrade, a quién supuestamente defendió, le agradeció el gesto, habló con el supervisor y le estiraron el contrato seis meses más con el doble de su salario. Vivió más de 20 años como “jugador profesional” y una vez que se retiró, se convirtió en entrenador personal y cuenta, con mucho orgullo, su historia como “el estafador” del fútbol.

Carlos Raposo, el estafador del fútbol

Lo más increíble de toda su historia, no sólo pasa por cómo logró mantener su farsa durante 20 años. El brasileño logró disfrutar de la fama de ser futbolista profesional en tres países más, ya que “defendió” la camiseta del Puebla FC de México, el Paso Patriots de Estados Unidos o el Gazélec Football Club Ajaccio de Francia. ¿Por qué le ficharon si no lo veían jugar? Es una incógnita hasta el día de hoy.

Carlos Raposo, el jugador que se vengó de todos los estafadores del mundo del fútbol
Fuente: Bangú Atlético Clube

Otro de los engaños de su carrera fue que sostuvo haber jugado seis encuentros con la camiseta de Independiente de Avellaneda en el año 1984 y que formó parte del plantel campeón de la última Copa Libertadores del “Rojo”. En Avellaneda no recuerdan su nombre y mucho menos en ese glorioso equipo, pero Carlos Raposo mantiene firme su postura y su palabra de que es campeón de América con el “Rey de Copas”.

Martin Canaves

Martin Canaves

Martín Emanuel Cánaves tiene 25 años, vive en Huinca Renancó, al sur de la provincia de Córdoba (Argentina). Recibido en la Tecnicatura en Periodismo Deportivo y a un paso de hacerlo en Licenciatura en Comunicación Social. Desde el minuto cero en Balón Latino (Agosto de 2018).
Experiencia en medios digitales y radiales, siempre siguiendo la actualidad deportiva del Instituto de Córdoba tanto en Primera Nacional como en la Liga Profesional. Fanático del fútbol en general, pero en particular del ascenso de cualquier país, del fútbol que no tiene tantas cámaras, pero con muchas historias por contar. “Con confianza y fe hasta el final siempre”. Experto en apuestas deportivas en línea, él brinda consejos precisos y estrategias ganadoras para maximizar las ganancias.