Carlos Henrique Raposo, Flamengo, Bangú, Fluminense, Botafogo, Puebla, Ajaccio,
Fuente: AG Noticias

“El Kaiser”, apodo que le acompañó durante su carrera, es un “exfutbolista” brasileño que nació en 1963. Con el tiempo, fue conocido como el “futbolista de farsa” porque recorrió el mundo como jugador profesional, pero no jugó nunca y fingía lesiones. Carlos Henrique Raposo actualmente es entrenador personal y una vez dijo: “No me arrepiento de nada. Los clubes engañan mucho a los futbolistas. Alguno tenía que vengarse de ellos“.

Los clubes que “disfrutaron” de Carlos Raposo

Botafogo, Flamengo, Bangú, Fluminense, Vasco da Gama y América FC fueron los equipos de su país natal que defendió. ¿Cómo hizo para no jugar? En los entrenamientos, cuando iban unos 20 minutos, fingía lesiones y pasaba varios días lesionados, ya que cómo explicó él, en esa época no existía la resonancia magnética. Pese a no tener minutos, clubes de México como el Puebla FC, el Paso Patriots de Estados Unidos o el Gazélec Football Club Ajaccio de Francia, le ficharon.

Carlos Henrique Raposo, Flamengo, Bangú, Fluminense, Botafogo, Puebla, Ajaccio,
Fuente: Goal

Ocurrió un suceso que casi termina con toda su farsa, pero Carlos Henrique Raposo estaba decidido a vivir la vida de un jugador sin disputar ningún duelo. Cuando era jugador del Bangú, el entrenador lo mandó a calentar y para evitar jugar, se fue a pelear con los hinchas y lo expulsaron por lo que su estafa continúo hasta su retiro a los 38 años. Pasó 20 años siendo futbolista profesional sin sumar ningún minuto, un caso histórico y particular en el mundo del balompié.