Dos internacionales colombianos están coqueteando peligrosamente con el descenso con Gremio. Miguel Ángel Borja y Jaminton Campaz están enfrentados a la suerte. El presente del equipo gaucho es crítico y, tras el resultado contra Corinthians, ya no dependen de sí mismos.

Los dirigidos por Vágner Mancini se encuentran en la decimoctava posición en la Serie A brasileña. Suman un total de 40 puntos; es decir, están a tres puntos de la primera posición de salvación ocupada por Juventude. Sin embargo, tanto Juventude como el decimoséptimo clasificado, aún no juega su partido correspondiente a la jornada 37. Ambos equipos deberán jugar el día lunes ante Sao Paulo y Fortaleza, respectivamente.

Jaminton Campaz
Campaz y una excursión peligrosa por el fútbol extranjero | Fuente: André Ávila – Agencia RBS

En términos numéricos, Gremio puede aspirar a lograr un máximo de 43 unidades, pues el campeonato consta de 38 jornadas. Con esto, el peor escenario al que se podría enfrentar el equipo de los colombianos sería una doble victoria de Juventude y de Cuiabá (17mo). Este hipotético escenario enviaría a Gremio al descenso sin necesidad de disputarse la última jornada.

Gremio y el descenso: un partido lapidario

La fecha 37 del campeonato ha sido ciertamente trágica para el club de Porto Alegre. El fixture lo enfrentó con uno de sus más grandes rivales: el Corinthians. Un rival que está en la cuarta posición de la tabla y que los recibió en el Arena Corinthians con la intención de complicarlos aún más.

A pesar del oscuro panorama, el equipo visitante comenzó con la frente en alto. A los 39 minutos del primer tiempo, se adelantaron en el marcador gracias a Diego Souza. La alineación inicial del equipo incluyó al colombiano Jaminton Campaz. El ex Deportes Tolima ha ido afianzándose en el club después de su sonado traspaso. El mediocampista jugó en la línea de mediapunta por detrás del autor del único gol del equipo. Por su parte, Borja esperaba su oportunidad desde el banquillo.

No obstante, la victoria parcial fue un resultado corto. El equipo de Mancini adoptó una actitud y postura defensiva, buscando cuidar el resultado. Así aguantó hasta el minuto 86. A falta de cuatro minutos para el final del encuentro, Corinthians les propinó un golpe de knock-out. Ya con Miguel Ángel Borja en el terreno y con Campaz fuera de él, la visita concedió un doloroso gol en contra. El internacional Renato Augusto recibió en tres cuartos de campo, sin mayor marca. Se acomodó y soltó un potente disparo que venció al portero Grando. Un gol para enmarcar y que, seguramente, no se olvidará si se concreta el descenso de Gremio.

Y, ahora, ¿a quién rezarle?

Esta será, sin lugar a duda, la pregunta que se está haciendo ahora la hinchada de Gremio. “¿Quién podrá salvarnos del precipicio?”. Pues bien, su salvación dependerá de muchos resultados. En principio, deberán estar atentos y expectantes a los encuentros de sus rivales directos el día lunes 6 de diciembre. Que Sao Paulo y Fortaleza logren derrotar a sus rivales, sería una bocanada de aire fresco. Después de ello, en la última jornada tendrán la obligación de vencer al campeón del torneo, Atlético Mineiro. A su vez, deberán esperar que, como mínimo, dos de los siguientes tres equipos pierdan: Juventude, Bahia, o Cuiabá.

En caso de descenso, Gremio caerá a la segunda división del fútbol brasileño. Su caída recordaría el reciente descenso de Cruzeiro en 2019. Aquel histórico equipo perdió la categoría, curiosamente, con un colombiano en plantilla: Luis Manuel Orejuela.