Nuevas amenazas en el fútbol profesional colombiano

El fútbol profesional colombiano no descansa ante las amenazas y actos que atentan contra la paz y el buen ambiente. La relación entre aficionados, directivos, e instituciones pasa por momentos turbios y complejos. Hasta hace pocas semanas, una serie de amenazas opacaron las noticias alrededor del balompié cafetero. Los directivos de Atlético Nacional estuvieron envueltos en violentos eventos en los que alguna parte de la hinchada advertía de posibles atentados contra sus vidas. Ahora, salieron a la luz nuevas amenazas de las que las autoridades competentes tendrán que ocuparse.

Los antecedentes con Atlético Nacional

El equipo verdolaga protagonizó el escenario violento en las semanas pasadas. Así como reseñamos en Balón Latino, dos de los directivos del equipo verde sufrieron fuertes amenazas. El descontento de la hinchada verde y la incapacidad de algunos aficionados a la hora de controlarse y resolver su insatisfacción de manera pacífica derivaron en un reprochable hecho.

Primero, Benjamín Romero, miembro de la administración del equipo antioqueño, fue amenazado en la sede del equipo. Gallinas muertas fueron encontradas en las instalaciones del equipo, un claro símbolo referente a su pasado con Millonarios. Segundo, carteles fueron pegados por la ciudad de Medellín con fotos de Romero y de Mauricio Navarro, presidente del equipo. Las pancartas invitaban al evento de las exequias por la muerte de ambos directivos, junto con una frase que decía: “Él decidirá la fecha y la hora [en referencia a su muerte]”.

Las lamentables amenazas empañaron el transcurrir del fútbol profesional colombiano. Por supuesto, varios equipos y la Dimayor emitieron su rechazo a los eventos.

¿Ahora quiénes son las víctimas de las amenazas en el fútbol colombiano?

Después de lo ocurrido con Nacional, un nuevo equipo se ha visto inmerso en amenazas. En este caso, el Once Caldas de Manizales es el protagonista. El descontento de los hinchas con el momento del ‘Blanco Blanco' se ha hecho sentir en diferentes espacios. Las redes sociales y las tribunas del Palogrande han visto mensajes y gritos pidiendo al equipo que mejore su presente. Y es que el momento actual y el pasado reciente del equipo manizaleño no es bueno. El Once Caldas no ha ganado en la presente Liga y lleva años sin poder acceder a los ocho finalistas del torneo.

Sin embargo, en ningún caso es justificable lo que ha reportado el equipo que está viviendo su entrenador. Según un comunicado de la institución, el entrenador Diego Corredor y su familia han sido objeto y víctima de múltiples amenazas contra su vida por el bajo rendimiento del equipo. Ante ello, el equipo campeón de Libertadores expreso su rechazo, llamó a la solución pacífica de las diferencias, y pidió por la unión en el mundo del fútbol.

Adicionalmente, la institución rectora del fútbol colombiano, la Dimayor, emitió un comunicado en la misma tónica. En él, hizo “un llamado al respeto por la vida y la integridad de todos los que día a día nos esforzamos por hacer del Fútbol Profesional Colombiano una plataforma para construir una mejor sociedad”. Así mismo, se puso a disposición de las autoridades competentes en aras de encontrar a los responsables de las amenazas.

Santiago Castro Reyes
Santiago Castro Reyes

Psicólogo y Filósofo colombiano de la Universidad de La Sabana. Con experiencia en redacción de contenidos, investigación académica, trabajo con comunidades, y scouting.