Las exorbitantes sumas de dinero que se pagan actualmente en el mercado europeo no deben hacernos perder la perspectiva. Una transferencia cercana a los 5,2 millones de euros, en el mercado colombiano, es un negocio redondo. Aún más, si, como sucede con el negocio por Yerson Mosquera a los Wolves, Nacional guarda el porcentaje por sus derechos formativos.

En un comunicado oficial, se anunció el traspaso del defensor central antioqueño al club inglés. Así mismo, su nuevo club, el Wolverhampton Wanderes, le dio la bienvenida a través de redes sociales y con un extenso artículo en su página web. En dicho artículo, se destacaban diferentes aspectos de la carrera del colombiano, como su pronta irrupción en el cuadro verde o su excelente condición física. Además, se marcaba cómo los Wolves superaron la competencia de múltiples clubes europeos que estaban detrás de los servicios de Mosquera.

Esto, tal y como habíamos anticipado hace unos meses: las condiciones de Yerson hacían pensar que sería la próxima gran venta de Nacional. El valor de la venta del jugador, según informa The Athletic, rondó los 4,2 millones de libras más un porcentaje de una futura venta. Eso convierte a Mosquera en uno de los jugadores colombianos por los que más se ha pagado mientras estaban en el fútbol nacional. Y, no solo se convierte en una venta cuantiosa, sino que, según reportan en el mismo medio, su fichaje se da bajo la promesa de estar involucrado con el primer equipo de los Wolves. Su llegada no estará mediada por cesiones a otros clubes, como si hubiese ocurrido en otros destinos.

¿Qué se llevan los Wolves con Mosquera?

A grandes rasgos, el Wolverhampton se lleva al proyecto más interesante del primer equipo de Atlético Nacional. Mosquera irrumpió hace un año en la plantilla profesional y, en medio de un ambiente convulso, ha sabido ser de los puntos más alto del club ‘verdolaga'. Además, se llevan a uno de los mejores defensores centrales del rentado local. A pesar de su juventud, ‘Yerri' ya entra a disputar este tipo de distinciones junto con jugadores de mayor experiencia y recorrido.

Su entrada al fútbol profesional ha mostrado toda su calidad y, a la vez, su capacidad para reponerse de los golpes. Solo hay que recordar que su debut en Copa Sudamericana culminó con una tarjeta roja ante River Plate de Montevideo.

En definitiva, los Wolves han adquirido los servicios de un excelente defensor central con mucho margen de crecimiento.