Después de un primer semestre de duros retos, el Unión Magdalena comenzó a demostrar sus intensiones de permanencia. El combinado samario es una de las grandes sorpresas del segundo semestre de fútbol en Colombia. Los dirigidos por Claudio Rodríguez y David Ferreira están logrado desestabilizar los resultados esperados cuando salen a las canchas.

Su recuperación, con respecto al primer torneo, parece casi milagrosa. Incluso, el tema de su mejoría es tan fuerte que vienen enfilados por el objetivo de salir de la zona de descenso. En fechas pasadas, una victoria que no llegó ante Atlético Nacional le hubiera puesto fuera de los dos últimos. De cualquier manera, tener la salvación a un paso es mucho más de lo que muchos esperarían ante de comenzar el torneo.

Un primer semestre oscuro

El año comenzó plagado de críticas y de un ambiente enrarecido para el ‘Ciclón’. Los samarios habían logrado su cupo en la primera división en medio de una polémica. El ascenso del Unión se dio en circunstancias extrañas, con dos goles en el tiempo de añadido de su juego ante Llaneros. El escándalo fue tal que varios clubes, incluyendo a Fortaleza, quien era candidato al ascenso, sentaron la protesta en Dimayor.

Equidad y Unión Magdalena disputarán este jueves un cupo a la semifinal de  la Copa Colombia - Infobae
Márquez, el gran regreso | Fuente: Dimayor

Mientras dichas denuncias no tuvieron mayor progreso, el samario sí regresó a la categoría de oro con el objetivo de quedarse. Ahora bien, lejos estuvo de ser un semestre positivo. El equipo no encontró las formas de ser sólido en el campo. Su actuar fue pobre y sus resultados lo demostraron.

El torneo finalizó y el Unión Magdalena era último en la tabla de clasificaciones. Ocupó el puesto 20, sumando solo 11 puntos. El equipo más cercano a su lugar fue el Deportivo Cali que, en medio de su crisis, sumó 18 puntos en 20 partidos.  Los samarios ganaron solo dos partidos y empataron cinco de todos los disputados. Sus triunfos llegaron en marzo contra Águilas Doradas y en febrero contra Envigado, ambos en Santa Marta.

Unión Magdalena: un nuevo empezar

Con un nuevo panorama, el Unión se tomó el periodo entre torneos para recomponer su escuadra. Además, para fortalecer un módulo que le diera mayores chances de victoria. El equipo samario trajo algunos futbolistas para potenciarse, como es el caso de Ricardo Márquez, que regresó de su préstamo por Millonarios. Así mismo, se encontró con individualidades que se tomaron en serio la consigna de la permanencia. Roberto Hinojosa elevó su nivel, tanto que está siendo considerado para procesos de selección. El nivel de la zaga ha aumentado considerablemente, y los apoyos de la medular son indispensables.

Con todo esto, el ‘Ciclón’ suma 14 puntos en tan solo 8 jornadas de liga jugadas. El equipo de Santa Marte está haciendo honor a su apodo. Tanto en su casa como por fuera, se están convirtiendo en un rival duro de vencer. Se están convirtiendo en un serio candidato a la salvación. Cortuluá, Patriotas, y en menor medida, Alianza Petrolero o Envigado tendrá que cuidar sus espaldas, pues el samario podría, fácilmente, adelantarse por la derecha.