Ramires, Chelsea FC, Brasil, China
Ramires con la casaca del Chelsea | Foto: Chelsea FC

Ramires Gil Santos do Nascimiento, mejor conocido simplemente como Ramires, es uno de los tantos futbolistas que luego de tener buenos rendimientos en Europa, decidieron marcharse al fútbol asiático para ganar mucho dinero y a la vez, perderse en la memoria de la afición.

LA JOVEN PROMESA QUE LLEGABA AL CRUZEIRO

En el verano de 2008, con apenas 20 años, Ramires se convirtió en nuevo jugador del Cruzeiro, después de haber estado cedido por el Joinville (actualmente en la Serie D de Brasil). Luego de 83 partidos, 16 goles y 11 asistencias pudo dar el salto al viejo continente.

LOS PRIMEROS PASOS DE RAMIRES EN EUROPA

En 2009, se trasladó a Portugal para fichar por el Benfica. Allí logró obtener la Primeira Liga contribuyendo con 5 anotaciones y 6 asistencias en 43 partidos. Su gran rendimiento en solo una temporada despertó el interés de varios grandes de Europa.

Ramires disputando el balón ante Fernando Torres | Foto: Zimbio

DE GANAR LA CHAMPIONS A NO SER TENIDO EN CUENTA

Un año después de ser campeón en Portugal desembarcó en el Chelsea por 22 millones de euros. A finales de agosto de 2010 debutó con la casaca blue ante el Stoke City en un encuentro de la Premier League, logrando anotar su primer gol luego de 14 partidos en la goleada 4-0 ante el Bolton. En su primera temporada convirtió solo dos goles en 29 partidos.

En la siguiente campaña, el Chelsea se hizo con su primera UEFA Champions League. Ramires marcó tres goles en dicha competición, siendo el más recordado en semifinales ante el Barcelona para descontar a los 45’+1, cuando ‘picó’ el esférico sobre Victor Valdés luego de una gran asistencia de Lampard.

LEA TAMBIÉN:  Goles latinos en el partido destacado de la Premier League

En la misma temporada, se consagró campeón de la FA Cup ante Liverpool e incluso marcó un gol.

Ramires, Chelsea, Barcelona, Champions, Brasil
Ramires por marcar el gol ante Barcelona en la Champions | Foto: Evening Standard

Las lesiones y problemas físicos lo maltrataron y dejó de ser tenido en cuenta, por lo cual abandonó Inglaterra siendo campeón liguero para jugar en la Superliga China.

AVENTURA EN CHINA Y REGRESO A BRASIL

En 2016, a sus 28 años el brasileño se convirtió en nuevo jugador del Jiangsu Suning, el club chino pagó por él 33 millones de euros. Allí disputó 73 partidos, hizo 17 goles y dio 13 asistencias.

A finales de 2017 fue apartado del equipo y no jugó ni un minuto más. Su ex-club, el Benfica, buscó ficharlo por medio de una cesión, pero el equipo asiático pidió que Ramires firmara la renovación de su contrato antes, cosa que el futbolista no quiso hacer. Jiangsu Suning tomó cartas en el asunto y tras bloquear la negociación, lo mandaron a jugar con el equipo reserva.

Luego de que su contrato expirara, el jugador quedó libre y fue contratado por Palmeiras. Desde su llegada al Verdao apenas ha jugado y, a sus 32 años, se aleja cada vez más de aquel magnífico centrocampista que brilló en Inglaterra.

Ramires, Brasil, Palmeiras.
Ramires con la verde del Palmeiras | Foto: César Greco / Palmeiras