Fuente: Desde mi Arquería

Gabriel Urdaneta, o Gaby, como era apodado en la cancha, fue uno de los centrocampistas más talentosos que haya parido Venezuela. Diez de profesión, el merideño abrió puertas para los venezolanos en Alemania y Suiza, y fue uno de los jugadores más destacados de la Vinotinto de Richard Páez.

En 1994, y con tan solo 18 años, Gaby debutó en el fútbol profesional venezolano de la mano de la ULA (Universidad de Los Andes). Dos años después fichó por el Atlético Zulia, equipo con el que saldría campeón, para regresar en 1998 a la ULA, desde donde pegaría el salto al Caracas FC, el equipo más importante de Venezuela.

PUBLICIDAD

En la capital del país solo pudo jugar un año, ya que sus destacadas actuaciones llamaron la atención de varios equipos europeos. Con varias ofertas sobre la mesa, Urdaneta decidió que lo mejor para su futuro era mudarse a Suiza, donde comenzaría a forjar su leyenda jugando para el FC Luzern.

VER MÁS: Venezuela, ¿perjudicada o beneficiada por la suspensión de las eliminatorias?

Tras un corto periplo en el Waldhof Mannheim de Alemania, Gaby regresó a Suiza para jugar con el Lugano y el Kriens. Pero el salto definitivo llegaría en la temporada 2004-2005, cuando fue fichado por el Young Boys, una de las escuadras más importantes del país helvético, junto al Basel y al Zúrich. Con el Young Boys, Urdaneta alcanzó a jugar la fase previa de la UEFA Champions League, y se convirtió en el segundo venezolano en la historia en disputar dicha competición.

Orgullo Vinotinto y Centenariazo

Gabriel Urdaneta poseía una técnica y una visión de juego superiores a las del jugador venezolano promedio. El merideño, que debutó como goleador en la selección en 1999, ante Ecuador, era un jugador inamovible en el esquema del entrenador Richard Páez.

Dentro de la Vinotinto, Gaby vivió momentos que partieron al fútbol venezolano en dos; que marcaron un antes y un después. Uno de ellos ocurrió en el 2004, cuando Venezuela tomó por asalto el Estadio Centenario y le endosó un 0-3 a Uruguay, en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Alemania 2006.

Urdaneta fue el autor del primer tanto en ese partido. Un verdadero golazo:

Vuelta a Venezuela y nueva etapa en Suiza

Tras varios años en el extranjero, el merideño decidió regresar a Venezuela en 2006 para fichar por el Unión Atlético Maracaibo, equipo con el que disputaría la Copa Libertadores en 2008. Luego de jugar en el equipo más importante del estado Zulia, Urdaneta regresó a su ciudad natal para tener una breve pasantía por Estudiantes de Mérida. Y después de allí, se unió al Deportivo Italia, cerrando su aventura venezolana en el Deportivo Anzoátegui.

Luego de un exitoso periplo en su tierra, Gaby voló nuevamente a Suiza para retirarse en el FC Köniz, club en el que ahora se desempeña como entrenador del fútbol base.