¿Qué fue… de Anderson, Golden Boy de 2008?

Fuente: BeSoccer

Brasil es la cuna de los jugadores habilidosos, regateadores, rápidos y de buena pegada en su mayoría. Anderson Oliveira aspiraba a ser uno de ellos. Con pocos partidos en el fútbol brasileño dio el salto a Europa, ganó la Copa América con su selección, se alzó con el Golden Boy y luego, entró en un declive futbolístico al punto tal, que hoy milita en la Segunda División de Turquía.

SALTO AL PROFESIONALISMO

Nació futbolísticamente en Gremio; allí debutó en el año 2004, jugando cinco partidos en donde marcó un gol. Al año siguiente su buen nivel lo llevaría a jugar el campeonato sudamericano Sub-17 y el Mundial Sub-17 con Brasil. Ganó el Balón de Oro Adidas en la Copa del Mundo. En total jugó 31 partidos con el Tricolor Gaúcho. 

Fuente: Gremio

LLEGADA AL OPORTO

Con un puñado de partidos y una corta edad (17) llegó al fútbol del viejo continente en 2005, en donde impera un estilo de juego diferente al de Sudamérica.

Durante su estadía en el FC Porto, no dijo presente en muchas oportunidades, pero cada vez que tenía la posibilidad de mostrarse y jugar, lo hacía de gran manera y destellaba habilidad con la caprichosa. Disputó 25 cotejos en dos años, en los cuales anotó tres goles y brindó cinco asistencias. Además, cosechó dos Liga NOS, una Copa y una Supercopa.

Fuente: Daily Mail

FICHA POR EL UNITED

En 2007, el Manchester United pagó 25 millones de euros por su pase, con tan solo 19 años. Era una apuesta de los diablos rojos, que podía dar sus frutos o no. El tiempo demostró que fueron no tan bien invertidos.

LEA TAMBIÉN:  Alexis Sánchez se reencontró con Vidal y el Camp Nou

Sus números fueron menos de los que se esperaba de él, pero tenía partidos en donde hacia valer cada euro invertido en su ficha. Anderson jugó desde 2007 hasta 2015 en el Manchester United. El año 2008 fue su mejor etapa, ya que individualmente ganó el Golden Boy y a nivel colectivo, cosechó la UEFA Champions League. Vistió la casaca roja 181 veces, donde anotó nueve goles y repartió 21 asistencias.

Fuente: futbolsapiens.com

FUGAZ PASO ITALIANO

Anderson, tras saber que el técnico escocés David Moyes no lo iba a tener en cuenta, buscó una salida rápida para jugar. Su destino fue la Fiorentina. Sumando Serie A y Copa Italia, el brasileño participó solo en ocho encuentros, sin marcar ni asistir a sus colegas. Rápidamente retornó a Old Trafford.

Fuente: Goal.com

VUELTA A SUS TIERRAS

INTERNACIONAL

Luego de quedar libre del Manchester United, regresó a su país en febrero del 2015 para vestir otra camiseta roja, pero esta vez la del Internacional de Porto Alegre. Su paso no tuvo ni penas ni glorias; quizás sea recordado por haberse quedado sin aire en la altura de La Paz, capital de Bolivia. Su equipo jugaba de visitante ante The Strongest y Anderson era titular. Comenzó el encuentro, el Inter salió a jugarle de igual a igual, sin tener en cuenta la altura ni las condiciones desfavorables que tenían y Oliveira sufrió el desgaste a los 36 minutos de partido, ya que se retiró con un tubo de oxígeno del terreno de juego. En el conjunto de Porto Alegre jugó 50 partidos, marcó un gol y dio tres pases de gol.

Fuente: Torcedores.com

CORITIBA FC

En el año 2017 salió a préstamo al Coritiba para tener minutos de juego, porque el técnico nuevamente lo dejaba relegado. Durante toda la temporada pisó solo 12 veces el verde césped, sin ver portería y sin asistir a sus compañeros. Su nivel estaba cada vez más lejos de aquel Golden Boy de 2008.

LEA TAMBIÉN:  Alexis Sánchez volvió al gol tras tres meses de sequía
Fuente: Coritiba Oficial

UNA NUEVA OPORTUNIDAD 

Tras quedar libre y sin club medio 2018, a finales de julio le llegó una propuesta. El Adana Demirspor de la Segunda División de Turquía tocó su puerta, le ofreció volver a jugar y Anderson aceptó el reto de volver a destellar habilidad con el balón. Con el conjunto turco ha disputado nueve partidos, siendo habitual su estancia en el banquillo de suplentes.