¿Por qué Alisson es el portero más caro de la historia?

El pasado 19 de julio se oficializó la llegada del guardameta brasileño Alisson Becker al Liverpool, conjunto dirigido por Jürgen Klopp que, durante gran parte de la temporada pasada, no tuvo un cancerbero de confianza.

Es una realidad que Loris Karius le ganó la titularidad a Simon Mignolet en el último semestre de la temporada 2017-2018, sin embargo, tanto el alemán como el belga nunca supieron ganarse a la fanaticada que cada quince días iba a visitarlos al Anfield, de ahí que tanto la afición como el entrenador en turno pidieran a gritos un arquero que se plantara con personalidad bajo los tres postes del club inglés.

PUBLICIDAD

Gracias a tal insistencia, y a los dos errores garrafales de Karius en la final de la UEFA Champions League frente al Real Madrid, los dirigentes de los reds tomaron cartas en el asunto y pujaron con todo por hacerse de los servicios del brasileño, que cabe resaltar, es titular indiscutible de su selección desde hace dos años.

Las negociaciones no fueron sencillas, pero después de días de espera, la Roma vendió a Becker por seis temporadas y, según lo estipulado por los propios italianos, la módica cantidad de 62.5 millones de euros, que puede ascender a 72.5 millones dependiendo una serie de cláusulas de rendimiento; esto, indudablemente, lo convirtió en el guardameta más costoso en la historia del fútbol, por encima de Gianluigi Buffon, por quien la Juventus desembolsó 52.8 millones de euros en el 2001.

Pero, ¿en realidad Alisson vale lo que el Liverpool pagó por él?, ¿realmente está entre los mejores arqueros del mundo como para que una institución histórica haya gastado tanto en él? Las preguntas son muchas y muy abiertas, sin embargo, la estupenda temporada pasada del cancerbero con la Roma y lo que ha cosechado en la selección -tanto en la mayor como con límites de edad-, así como su juventud (25 años) lo respaldan de manera fructífera.

[playbuzz-item item=”717a11e1-2be0-4de7-a64c-d203fb08102b” info=”false” wp-pb-id=”637949″]

En palabras del Portal BBC, recogido el 20 de julio, Alisson fue uno de los tres porteros con mejor porcentaje de atajadas (79%) en el curso 2017-2018 (solo por detrás de Jan Oblak y David de Gea); asimismo, para la revista inglesa FuorFuorTwo, el sudamericano está en el Top5 de mejores guardametas en la actualidad. Por último, contando tanto la primera división de Brasil e Italia, así como las Copas Nacionales, Internacionales y su selección, el brasileño ha jugado 224 partidos y ha recibido 201 goles, es decir, una media de menos de un gol por partido.

 

Esto último ejemplifica de forma latente lo que es el cancerbero sudamericano. Sin embargo, ¿hizo bien la Roma en vender a uno de los mejores porteros en la actualidad? Considerando que ‘La Loba’ pagó 7.5 millones de euros por él al Internacional de Brasil hace dos años, la ganancia obtenida de la transacción asciende a más de 60 millones de euros, dinero que utilizó para reforzar su arco con Robin Olsen y traer a 13 jugadores más (hasta ahora) para así tratar de competirle a la Juventus, al Nápoli, etc., dentro de la Seria A. Por consiguiente, en cuanto al tema económico se refiere, la Roma salió ganando de una u otra manera.

Así es como la vida de Alisson Becker, arquero de 1.93 metros de altura, nacido en Novo Hamburgo, Brasil, dio un giro inesperado. Hace tan solo tres años era el guardameta de un equipo importante de Brasil, pero ahora, será el cancerbero titular de una de las instituciones con más historia en el fútbol mundial. La responsabilidad es grande, pero de la mano de Klopp su estadía en Liverpool, seguramente, será más sencilla.