Se desploma el imperio del PSG, peligran Messi y compañía

La temporada del PSG está siendo sorprendentemente atípica, a pesar de los que Messi, Mbappé y compañía pueden lograr. Los parisinos se encuentran en una posición cómoda en la liga. Por supuesto. Su ventaja y la cosecha de puntos que han construido le garantiza estar ubicado lejos de sus perseguidores. Sin embargo, las desgracias no dejan de sumarse al momento del equipo de Paris.

Los golpes de la campaña

El andar del equipo parisino en la temporada 2022-2023 ha estado lleno de tumultos y golpes en la quijada. Los dirigidos por Christopher Galtier se han encontrado con un panorama complejo, en el que los resultados en cancha no siempre llegan. Además, se le ha sumado una indescriptible mala suerte a nivel de lesiones. Lesiones que no dejan de estar atravesadas por una cuestionable planeación deportiva por parte de Campos y la directiva.

PSG Messi
Los juveniles ponen la cara | Fuente: Philippe Lecoeur/FEP/Icon Sport

En principio, los parisinos han perdido cuatro partidos de Ligue 1. Este número, por supuesto, no es malo. Sin embargo, es el mismo número de partidos que perdió en la temporada pasada. Es decir, con 10 partidos más por disputar, el equipo ya perdió la misma cantidad de juegos. Dentro de este dato, se encuentran valores importantes. Los parisinos no tienen una de las mejores defensas de la liga, aunque tienen uno de los mejores ataques.

Por otro lado, el equipo parisino se estrelló contra una pared de concreto en la Champions League. Los de Galtier cayeron contundentemente en su llave de octavos de final contra el Bayern Múnich. Sin ningún tipo de reclamo, la derrota fue justa y esperada. Una nueva debacle.

Messi: sin poder salvar al PSG en Liga

Ahora, la jornada actual del campeonato francés muestra varios de los puntos que ponen al equipo parisino en problemas. El duelo ante el Rennes en el Parque de Los Príncipes dejó el panorama claro en cuanto al declive del club. Los de Galtier salieron al campo con un grupo de jugadores talentosos.

Sin embargo, muchos de ellos no eran los teóricos titulares ni, mucho menos, con jugadores que estuvieran proyectados para jugar uno de los duelos más importantes del año. Al campo saltaron muchos canteranos, que no suman más de 20 partidos en primera división. Con ello, ni Messi, ni Mbappé, ni algún otro jugador con galones en el club lograron elevar el nivel a tal escalón que se pudiera dar la vuelta a un marcador negativo.

El conjunto parisino perdió el partido 0-2 ante un rival que supo hacer su trabajo y jugó un partido impecable. Pero, lo de los dueños de casa fue lamentable. Por poner en contexto, el equipo salió con una defensa con tres “centrales”. De esos centrales, solamente uno de ellos es considerado como un defensor central. Jugó Juan Bernat, lateral zurdo con mucha experiencia; jugó Danilo Pereira, mediocampista portugués; y jugó El Chadaille Bitshiabu, juvenil de 17 años que solo ha jugado 13 partidos en primera división. Poco más se puede esperar cuando el principal candidato a la Ligue 1 alinea un equipo con tales dificultades y tales vacíos a nivel de planeación.

Redacción BL

Redacción BL