Chimy Ávila, un guerrero del fútbol

Dos roturas de ligamentos seguidas sufrió entre enero del 2020 y marzo del 2021. Cuándo mejor estaba, apareció la primera de las lesiones. Se habló mucho de que Ezequiel “Chimy” Ávila podría llegar a los grandes de España, pero no se pudo dar. Se recuperó y al mes siguiente volvió a sufrir la misma lesión. ¿Bajó los brazos? Esa pregunta no está en el diccionario del delantero argentino que defiende los colores del Osasuna. La pasó mal en varios aspectos, pero Ezequiel siempre siguió adelante porque es un guerrero del fútbol. 

“Chimy” Ávila y su agónico gol vs Barcelona

El pasado 12 de diciembre el Osasuna recibió en su cancha al equipo que dirige Xavi Hernández y no la pasó bien. Estuvo abajo en el marcador por 2 a 1 desde el minuto 49 del encuentro, pero luchó hasta el final del partido para poder empatar. Jagoba Arrastre, entrenador del Osasuna, miró al banco de suplente en el minuto 68 y mandó al campo de juego al “Chimy” Ávila. El argentino de 27 años entró bien, participativo, pero no podía generar una situación concreta de gol. No obstante, no bajó los brazos y con la garra que lo caracteriza, siguió insistiendo y lo consiguió al minuto 86. 

Ezequiel "Chimy" Ávila, Osasuna, FC Barcelona, LaLiga Santander, guerrero del fútbol
El festejo del argentino. Fuente: SPORT

Tras un tiro de esquina desde la izquierda a favor del Osasuna y un revuelo en el área del Barcelona, el esférico fue a los pies del “Chimy” que remató con potencia desde afuera del área grande y la clavó al ras del suelo junto al poste derecho de Ter Stegen. Su tanto desató la algarabía de los fanáticos del conjunto de Pamplona. Sin embargo, hubo un par de hinchas que son miembros del grupo ultra “abertzale” que insultaron y escupieron al goleador argentino durante el mismo.

El repudiable accionar de estas personas hacía el “Chimy” Ávila tiene relación con algo que pasó en el verano pasado europeo. Ezequiel usó una remera con el rostro de Santiago Abascal (Presidente de VOX), pero sin saber quién era, ya que la vestía porque le gustaba la frase de la misma: “El miedo es una reacción, el valor una decisión”. “Chimy” pidió perdón por ello y lo volvió hacer cuando volvió al gol con el equipo al recuperarse de su lesión, pero el mal accionar de los ultras no frenó. Mientras ellos prefieren insultarlo, “Chimy” sigue siendo un guerrero dentro del campo de juego.

Sus números con el Osasuna

Fichó por el club en julio del año 2019 y causó un gran impacto desde sus primeros minutos con el equipo. En la temporada 19/20 marcó 11 goles y dio tres asistencias en 22 encuentros entre LaLiga Santander y la Copa del Rey. En el campeonato español marcó nueve gritos en 20 partidos y los equipos que lo sufrieron fueron: CD Leganés, Villarreal CF, Deportivo Alavés, RCD Espanyol, Athletic Club, Sevilla, Celta de Vigo y Real Sociedad (2). Por la Copa le marcó al Haro Deportivo y al Recreativo de Huelva. En el ciclo 20/21 entre la pandemia y su rotura de ligamentos sólo jugó nueve partidos. Actualmente lleva cuatro gritos sagrados en 18 presencias y, poco a poco, va recuperando su mejor versión. 

Ezequiel "Chimy" Ávila, Osasuna, FC Barcelona, LaLiga Santander, guerrero del fútbol
El guerreo del Osasuna. Fuente: LaLiga Santander

“Me rompí dos veces por esta forma de jugar y si lo tengo que hacer de nuevo por este equipo y por seguir presionando así, lo voy a hacer”, expresó Ezequiel “Chimy” Ávila en diálogo con la prensa post-partido vs FC Barcelona. No cabe dudas de que el argentino es un guerrero del fútbol y que, mientras más difícil sea la circunstancia en la que se encuentre él o su equipo, es cuando saldrá a la luz su mejor rendimiento. 

Martin Canaves

Martin Canaves

Martín Emanuel Cánaves tiene 25 años, vive en Huinca Renancó, al sur de la provincia de Córdoba (Argentina). Recibido en la Tecnicatura en Periodismo Deportivo y a un paso de hacerlo en Licenciatura en Comunicación Social. Desde el minuto cero en Balón Latino (Agosto de 2018).
Experiencia en medios digitales y radiales, siempre siguiendo la actualidad deportiva del Instituto de Córdoba tanto en Primera Nacional como en la Liga Profesional. Fanático del fútbol en general, pero en particular del ascenso de cualquier país, del fútbol que no tiene tantas cámaras, pero con muchas historias por contar. “Con confianza y fe hasta el final siempre”.