Chelsea: ya nadie quiere ser su técnico, un nuevo rechazo a la directiva

Las malas noticias siguen llegando a las oficinas del Chelsea en Londres por su búsqueda de entrenador. La que parecía ser una decisión sencilla y una negociación cargada de trámite, se está convirtiendo en un dolor de cabeza. El equipo Blue ha recibido el ‘portazo' de sus primeras dos opciones para tomar el control del equipo profesional. Los dos candidatos a los que apuntaban han decidido agradecer y rechazar el proyecto del equipo londinense. Y, ¿ahora que podrán hacer?


Más noticias: 

Chelsea: Ni Luis Enrique, ni Nagelsmann, este es el sorprendente nuevo entrenador

Chelsea: un campeón de América sería el nuevo entrenador

Los dos rechazos para técnico del Chelsea

El conjunto Blue recibió dos rechazos en menos de tres semanas. Los londinenses apuntaron muy alto a la hora de ofrecer el cargo de entrenador. Los dos candidatos para ser el técnico del Chelsea eran el español Luis Enrique y el alemán Julian Nagelsmann. Especialmente, en el caso del segundo, la expectativa era muy grande en Stanford Bridge. Sin embargo, ambas negociaciones colapsaron.

chelsea técnico
Fuente: Anthony Dibon/Icon Sport

El estratega español fue el primero en bajar el dedo. Sus aspiraciones de estabilidad y de control sobre el equipo, sus aspiraciones y movimientos, eran demasiado para una administración con objetivos establecidos. Con ello, Luis Enrique decidió mantenerse al margen. Por su parte, Nagelsmann duró un poco más en negociaciones. No obstante, nuevamente, se plantó ante un proyecto en el que la negociación de mínimos fue insuficiente. A pesar del perfil armónico que se le avizoraba al estratega, la hipotética novela de amor se murió antes de empezar.

¿Alguien los puede culpar?

Ciertamente, la primera respuesta que llega a la cabeza es un ‘No' rotundo. El manejo del equipo blue en los últimos años y, en especial, en estos últimos meses bajo Boehly ha sido cuestionable. La administración estadounidense ha dejado la percepción de estar haciendo un trabajo con poca planeación y con muchas decisiones apresuradas. Ante ello, no es de extrañar que técnicos que busquen estabilidad se alejen del cuadro londinense. 

Redacción BL

Redacción BL