Camilo Muñoz, el joven colombiano que entrena en Berlín

Al mencionar el nombre de Camilo Waldo Muñoz Velasco quizá no se genere recordación alguna al no figurar en las primeras planas internacionales, pero resulta ser un caso más de los deportistas que deciden partir hacia Europa en búsqueda de oportunidades, de encontrar su rumbo, de hacer una vida.

INICIOS EN COLOMBIA

Los inicios de este deportista colombiano se remontan a la época de 1995, cuando realizaba sus primeras apariciones en la escuela de Alberto ‘Tico' Balcázar, una eminencia en cuanto al fútbol se refiere en la ciudad de Popayán y en donde Muñoz tendría sus primeras apariciones bajo el nombre de Atlético Cauca como defensa central, una posición que no logró consolidar pues fue al llegar al ‘viejo continente' que se ratificó como marcador derecho.

Posterior a esto, y con su formación hecha en Atlético, ingresa a sus 12 años a un club llamado ‘Patoijtos’, que para ese entonces en el año 2002 era el terror de las academias deportivas en Popayán, pues tenía a los mejores jugadores de la época y casi que arrasaban con cuanto campeonato había en la ciudad.

Fue jugando para este club que pudo disputar el torneo Pony Fútbol en Medellín, una de las competencias más importantes en Colombia en cuanto a divisiones infantiles y lograr hacerse un espacio en las canteras del Deportivo Cali en el año 2003, bajo la batuta de Henry ‘La Mosca’ Caicedo para un año después llegar a Boca Juniors Cali y participar por cuatro años consecutivos con la institución, hasta disputar la categoría 1C a la edad de 17 años.

Muñoz Velasco es de los pocos futbolistas que puede decir que compartió camerino con jugadores que en su momento lograron ser llamados a Selección Colombia, como William Tesillo o Yimmy Chará, quienes para entonces tan solo eran unos jóvenes soñadores y que aspiraban algún día vestirse de ‘tricolor'.

SALTO AL EXTRANJERO

Llegar a Europa siempre tendrá sus dificultades y esa no fue la excepción para Camilo Waldo, quién logró embarcarse para el año 2008 al FC Porstmouth de Inglaterra, gracias al enlace del también colombiano Jhon Viáfara, siendo su primera experiencia por fuera de Colombia, pero el tiempo fue corto antes de llegar al Club Hayes & Yeading, también de Inglaterra, jugando dos temporadas completas, sin lograr el ascenso.

LLEGADA A FRANCIA

Su ruta por este país arrancaría en el UJA Alfortville y posteriormente el Evry FC, cuya participación en ambos clubes no fue de forma constante y por un período de tiempo largo y sin muchas apariciones. Viajaría entonces a Alemania a lo que sería el punto de anclaje de su carrera deportiva.

PRESENTE Y FUTURO EN ALEMANIA

Ya en este país en el que el colombiano ha hecho su vida, arrancó su trayectoria por el club Meiendorfer SV, en el cual sufriría su primera lesión, una de tantas que marcarían el inicio del fin obligado de su carrera de forma no oficial, con un periodo de seis meses de recuperación para empezar una nueva etapa esta vez con el club Berliner AK 07, en donde lastimosamente sufriría su segunda lesión.

Foto, SV Falkensee. Fupa.net

La recuperación lenta y el poco ritmo de juego le pasaron factura a Muñoz, quien posterior a estos clubes lograría embarcarse en los planteles del SV Falkensee/F y el Füchse Berlín, club para el cual actuaría por última vez para el año 2016 y sería entonces el inicio de su etapa como entrenador.

DE FUTBOLISTA CON EXPERIENCIA A ENTRENADOR JOVEN

Al temer por tener que apartarse del fútbol, asume su labor como entrenador logrando para su primer año el ascenso de un club amateur de la capital alemana de nombre SV Deportivo Latino Berlín. Actualmente Camilo Waldo Muñoz Velasco hace su vida en esta capital y con 28 años es el entrenador del FC Internationale Berlín en su categoría sub-19 y hace más de tres cursos que se dedica de lleno a la dirección deportiva además de estar facultado por la UEFA.

Foto, SV Deportivo Latino Berlin

Según lo ha manifestado el deportista colombiano: “yo me he preparado toda la vida para jugar profesional, si no fuera por las lesiones estaría jugando en una división competitiva todavía, espero poder curarme por completo y tener la oportunidad de jugar por lo menos 10 años más y si no se da por ese lado, llegar a dirigir la selección Colombia en un Mundial, ese es mi gran sueño”.