Balón de Oro: los ganadores no-europeos del galardón

Hasta el año 1995, todos los ganadores del Balón de Oro debían cumplir con un requisito: ser europeos jugando en Europa. Nadie que no cumpliera con este parámetro podía estar nominado al premio. Después de dicho año y hasta el 2007, las normas cambiaron. Durante ese periodo, el requisito dejó de ser el poseer la nacionalidad de un país europeo. Pasó a ser únicamente el de jugar en un club y liga del continente europeo. Ya a partir de 2007, cualquier jugador, sin importar su nacionalidad ni club o liga de desempeño puede alzar el título.

Ahora bien, la tendencia de jugadores europeos es de gran relevancia en el Balón de Oro. Por obvias razones, la mayoría de los ganadores son de dicho continente. Por ello, en Balón Latino, repasaremos a aquellos ganadores que se subieron a la tarima sin ser europeos.


Más noticias:

Balón de Oro 2023: estos son los 10 favoritos

Balón de Oro: estos son los jugadores más ganadores de la historia

Ganadores no-europeos del Balón de Oro

La lista de los ganadores no-europeos del Balón de Oro es, por supuesto, una lista corta. Solamente seis futbolistas han conseguido llevarse el máximo honor para su hogar. Sin embargo, si se habla de nacionalidades, solo son tres las que pueden ostentar a un ganador del Balón de Oro. Las tres nacionalidades son Brasil, Argentina, como las dos sudamericanas; y Liberia, como la única africana. En este punto, hay que hacer la salvedad, jugadores con doble nacionalidad ya habían levantado el galardón antes, sin embargo, no presentando su nacionalidad no-europea. Este es el caso de jugadores como Di Stefano o Eusebio.

ganadores balón de oro
Fuente: IPA / Icon Sport

África

George Weah: El delantero nacido en Liberia fue el primer jugador no-europeo en recibir el Balón de Oro. Justamente, en 1995, cuando la reglamentación cambió, el atacante que militaba en el AC Milan fue ganador del máximo reconocimiento. En aquel entonces, King George, como se le conocía, superó a Jurgen Klinsmann y a Jari Litmanen en la lucha por el mismo. Desde entonces, ningún otro jugador africano ha conseguido llevarse el premio de oro. De hecho, el que estuvo más cerca fue Sadio Mané en la última edición del premio, cuando quedó con el Balón de Plata, por detrás de Karim Benzema.

Sudamérica

Brasileños: Después del gran triunfo de Weah, los brasileños fueron los que se adueñaron del galardón. En total, cuatro jugadores nacidos en Brasil han conseguido ganar el Balón de Oro. El primero de ellos fue Ronaldo Nazario, quien ganó el título en 1997 y en el 2002. Curiosamente, en el 2002, le ganó el título a uno de sus compatriotas: Roberto Carlos, quien se llevó el Balón de Plata.

Luego del éxito de ‘R9', Rivaldo, Ronaldinho y Kaká consiguieron ganar uno cada uno. Los tres brasileños más recordados de todo el Siglo XXI, junto con Neymar, levantaron el galardón de oro. Rivaldo lo hizo en 1999, superando a David Beckham; Ronaldinho lo logró en 2005, también ante un inglés: Frank Lampard. Y, por último, Kaká lo levantó en 2007, cuando superó a Cristiano Ronaldo y a Messi.

Argentinos: Finalmente, la tercera nación no-europea en tener un ganador de Balón de Oro es Argentina. En su caso, solamente un futbolista ha conseguido el honor. Sin embargo, ese único jugador lo ha levantado en siete oportunidades, siendo el más ganador de la historia. El ganador, como no podía ser de otra manera, es Lionel Messi. La ‘pulga' comenzó con sus títulos en 2009, ganando cuatro consecutivamente, y ya suma 7.

Santiago Castro Reyes

Santiago Castro Reyes

Nacido en Bogotá, Colombia, y criado con fútbol criollo. Estudió Psicología y Filosofía en la Universidad de La Sabana, y enfocó su trabajo y formación paralela en el deporte Rey. Empezó con el periodismo en VAVEL en el 2017, siguiendo la Bundesliga.
Ingresó a Balón Latino en 2018, con su fundación. Desde entonces, se dedica a la redacción de contenidos en la web, la investigación académica y la formación en táctica y scouting en el fútbol. Apasionado, además, por la lectura, el trabajo comunitario y la construcción de paz. "El balompié es un juego colectivo, y, con eso, le basta para serlo todo".