Quizá uno de los episodios más oscuros de la vida de cualquier persona que lo viva es el de estar detrás de las rejas. Las condenas a prisión pueden ocurrir por múltiples circunstancias y ninguna persona que cometa un delito está exenta de ellas. De hecho, incluso los futbolistas, de quienes se tiene una imagen particular, han tenido graves y reconocidos episodios en la cárcel. No por ser figuras públicas, aclamadas, y admiradas por miles de personas están fuera de la obligación de cumplir con la ley.

La lista de jugadores que han pasado por prisiones o centros de detención es larga. Varios de ellos han pasado por cortos periodos de tiempo, pues las fianzas son de fácil cumplimiento para su bolsillo. Sin embargo, otros muchos han pasado por cárceles culpados de delitos cuya condena no incluye la posibilidad de salir anticipadamente. Aquí repasamos 8 nombres de futbolistas que han cumplido sentencia en cárceles del mundo.

Jugadores que han estado recluidos en la cárcel

1. Ronaldinho

Seguramente, el jugador más reconocido de la lista. Incluso, es uno de los jugadores detenidos de los que mayor memoria se tiene estando en prisión. Su detención tuvo lugar en el año 2020 en suelo paraguayo. El ex astro brasileño se encontraba en Paraguay en un evento público cuando fue detenido por la justicia del país. El brasileño fue detenido junto con su hermano por el Departamento contra el Crimen Organizado. Se les acusaba de portar y utilizar pasaportes y documentación falsa en su ingreso al país latinoamericano. El jugador estuvo preso durante 171 días junto con su hermano, y pudo salir libre después de pagar una fianza.

2. Dani Alves

Este es el caso más reciente de futbolistas recluidos en la cárcel. El lateral brasileño fue acusado de una presunta agresión sexual en contra de una mujer de 23 años en Barcelona. Según se ha reportado, el jugador habría cometido tal crimen en una discoteca de la ciudad. Actualmente, la investigación está abierta, el juicio andando, y el jugador tras las rejas.

futbolistas cárceles
Dani Alves y Neymar | Fuente: Rodolfo Buhrer/La Imagem/Fotoarena/Sipa USA) – Photo by Icon sport

3. René Higuita

El primero de los colombianos en lista, René Higuita, estuvo en la cárcel durante una época compleja en el país. Con el auge del narcotráfico, Pablo Escobar, y un fútbol manchado, el portero fue detenido y encarcelado. El ex portero de la Selección Colombia fue acusado de haber intermediado en un secuestro. Su libertad llegó al poco tiempo, envuelta en una persecución al capo antioqueño.

4. Freddy Rincón

El segundo colombiano es Freddy Eusebio Rincón, ex jugador del Real Madrid. El mediocampista cafetero estuvo encarcelado por vínculos con el narcotráfico en Colombia. Nuevamente, el pasado oscuro del país en la guerra de las drogas tocó el fútbol. Rincón estuvo cerca de 4 meses en prisión.

futbolistas cárceles
Higuita en Qatar | Fuente: MAURICE OF STONE – Photo by Icon sport

5. Adriano Leite

Al igual que en el caso de Freddy Rincón, el ex delantero brasileño estuvo encarcelado por presuntos vínculos con el narcotráfico. El atacante que supo brillar con el Inter de Milán tránsito por varias complicaciones legales, físicas y de salud a lo largo de su carrera y después de ella.

6. Benjamin Mendy

El lateral con contrato en el Manchester City es uno de los recientes futbolistas con paso por la cárcel. La figura francesa fue acusada por múltiples cargos por presunta violación, abuso y violencia sexual. En el momento, el juicio contra él se encuentra abierto, en proceso de apelación. Varios de los cargos fueron resueltos como “no culpable” para el defensor.

futbolistas cárceles
Benjamin Mendy | Fuente: PA Images – Icon sport

 

7. Adam Johnson

El ex futbolista inglés es uno de los casos más sonados de futbolistas encarcelados. Siendo un jugador de 27 años de edad en el balompié británico, Johnson fue condenado por abuso sexual a una menor de edad. Además, el jugador fue culpado por cargos relacionados con posesión de pornografía. El futbolista fue sentenciado a seis años de cárcel.

8. Rubén Semedo

El defensor portugués llegó a ser una de las grandes promesas en la zaga del seleccionado nacional luso. Sin embargo, sus decisiones fuera del campo llevaron a que su carrera cayera en picado. El jugador estuvo detenido por más de 140 días con cargos de presunto homicidio, tenencia ilícita de armas, amenazas, entre otros.