Suárez, leyenda goleadora en Barcelona

Luis Suárez, FC Barcelona, Uruguay
El delantero uruguayo del FC Barcelona Luis Suárez celebra un gol contra el Espanyol | EFE/Alberto Estévez

El uruguayo se afianzó recientemente como el tercer máximo goleador de la historia del club superando a Kubala y quedándose muy cerca de César Rodríguez y sus 230 tantos con la zamarra azulgrana.

La figura de Luis Suárez desde que aterrizara en el FC Barcelona en el verano del 2014, no ha hecho más que crecer incesantemente hasta convertirse en una auténtica leyenda del conjunto azulgrana. Hasta tal punto llegan sus registros que en este tiempo se ha posicionado ya como el tercer máximo goleador de la historia del club, superando a Ladislao Kubala y sus 194 tantos.

Por detrás suyo han quedado otros mitos de la trayectoria culé, como son José Samitier (184), Josep Escolá (158), Samuel Eto’o (131), Rivaldo Ferreira (130) o Patrick Kluivert (123), por destacar algunos nombres. Y ha logrado todo ello vistiendo la camiseta azulgrana de la marca Nike, la cual se puede comprar en su tienda oficial, tan solo seis temporadas, menos que la mayoría del resto de los nombres de esa lista.

Encima suyo quedan tan solo César Rodríguez (230) y el insuperable Lionel Messi (633), cuyos registros son inigualables a los de cualquier otro jugador. Esto hace que, por el simple hecho de que Suárez todavía sea importante y siga dando un buen rendimiento a sus 33 años, es muy probable que acabe alcanzando al punto español de los 50 para convertirse en el segundo máximo realizador de la historia del Barça.

Insaciable también con Uruguay

Sus números en el Camp Nou son tremendos y eso le ha hecho a su vez batir otros récords con los registros de una carrera deportiva que le sitúa entre los más grandes futbolistas de Uruguay. De hecho, su intención es la de seguir ampliando su leyenda con la selección en la próxima Copa América 2021 que se jugara del 11 de junio al 11 de julio en Colombia y Argentina.

Allí, sin ser una de las selecciones favoritas, lo cierto es que Uruguay tendrá sus opciones de pelear por el título gracias a ese ímpetu y espíritu que siempre han caracterizado su futbol. No está a la altura en cuanto a estrellas de otros combinados nacionales, como Brasil o Argentina, precisamente los máximos candidatos para ganar la Copa América en las apuestas de fútbol, donde se pagan sus respectivas coronaciones a 3.25 y a 2.75, en unas cuotas que han sido revisadas el 6 de agosto del 2020 en Betway. Pero la Charrúa siempre ha estado acostumbrada a convivir con ello y aun así ha logrado grandes éxitos, como el inolvidable Maracanazo de 1950, que la sitúan como una de las selecciones más laureadas de siempre en su continente.

Por su afán de protagonismo con el gol, Luis Suárez ha conseguido además triunfar con su selección en cuanto a que participó de forma activa en la consecución de su última Copa América, en el 2011, además de ser el máximo anotador histórico del equipo, con 59 goles en sus 113 juegos disputados.

Dejará huella tras su marcha

Todo esto demuestra que al uruguayo le queda cuerda para rato y que posiblemente alcance esos últimos objetivos que se plantea en este tramo final de su carrera deportiva. Volver a salir campeón con su país y convertirse en el segundo mejor realizador del Barça son dos alicientes que Luis no quiere dejar escapar para, cuando se retire, saber que ha colgado las botas como uno de los delanteros más importantes de la historia reciente del futbol, sin ninguna duda.

Precisamente por eso, en la Ciudad Condal tienen miedo a una marcha que saben que acabará llegando en no mucho tiempo y que será difícilmente sustituible en los primeros años, como mínimo. Lautaro Martínez es el hombre que presumiblemente lo intentará, pero dependerá de cómo el argentino se adapte al futbol tan especial del Barcelona para saber si triunfará o no allí, siendo ahora mismo un sueño que algún día pueda pugnar por superar los registros del que, en caso de que así se confirme, sería su antecesor en el 9 azulgrana, Luis Suárez.

En resumen, lo que ha dejado hasta ahora el punta charrúa en el club culé son unos números históricos que perfectamente le podrían situar como uno de los cinco futbolistas más determinantes de su trayectoria. Un jugador que ha sabido convivir y adaptarse a las necesidades de Lionel Messi con quien explota sus cualidades al máximo formando una dupla mítica ya en el Camp Nou.